15 de enero de 2007

Cuba/EEUU.- Cuba espera que los cargos contra Posada Carriles no sean una cortina de humo para "extender su impunidad"

LA HABANA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno cubano afirmó hoy que espera que los cargos que imputa la Justicia estadounidense al anticastrista Luis Posada Carriles, acusado del atentado en 1976 contra un avión cubano en pleno vuelo y en el que perdieron la vida 73 personas, no se conviertan en una "cortina de humo" para "extender su impunidad" en relación con este ataque terrorista.

Asimismo, espera que no se trate de un "pretexto para seguir ignorando la solicitud de extradición de Posada Carriles presentada el 15 de junio de 2005 por el Gobierno de Venezuela por su presunta responsabilidad en el atentado contra el avión de pasajeros.

El anticastrista fue acusado el pasado 11 de enero en Estados Unidos de fraude y de mentir a la hora de solicitar la nacionalización en el país norteamericano, lo cual, según señala el Gobierno cubano en un comunicado, supone dar la razón a Fidel Castro.

En este sentido, el Ministerio de Exteriores considera que con estas acusaciones la Administración estadounidense "se ha visto obligada a reconocer" que Castro "tenía razón cuando en abril de 2005 denunció reiteradamente que desde hacía prácticamente un mes, Posada Carriles se hallaba con toda impunidad en el territorio norteamericano, al que había arribado a bordo de la embarcación Santrina, procedente de Islas Mujeres, donde había sido recogido por Santiago Álvarez Fernández-Magriñá y otros terroristas para su traslado a Estados Unidos".

"Después de que el Gobierno norteamericano se viera obligado a detenerlo el 17 de mayo de 2005, tras dos meses de permanencia ilegal, pero permitida, en el territorio de los Estados Unidos, el terrorista tejió una red de mentiras en el sentido de que había ingresado por tierra al territorio de los Estados Unidos a través de la ciudad mexicana de Matamoros, de que no había estado en Cancún ni en Islas Mujeres", agrega la nota oficial.

NINGUNA MENCIÓN AL TERRORISMO

Sin embargo, el ministerio cubano indica que la instrucción emitida por la Justicia estadounidense aduce que el anticastrista "mantuvo una conducta fraudulenta y mintió", ya que realmente "ingresó a los Estados Unidos por mar a bordo de la embarcación Santrina, y Santiago Álvarez, Osvaldo Mitat, Rubén López Castro y José Pujol estuvieron con él a bordo durante la travesía de México a los Estados Unidos".

"El Gobierno de los Estados Unidos con frecuencia olvida que la verdad ha sido siempre un arma fundamental de la Revolución cubana. Hoy, casi dos años después, no ha tenido más opción que reconocerlo", destaca el comunicado, aunque también remarca que no se ha incluido en los cargos "mención alguna al terrorismo".

Para el Gobierno de Cuba, Estados Unidos "sabe bien y tiene todas las pruebas de los innumerables actos terroristas cometidos por Posada Carriles, incluyendo el derribo en pleno vuelo de una aeronave de Cubana de Aviación en 1976 y los actos de terrorismo perpetrados contra hoteles cubanos en 1997, uno de los cuales costó la vida al joven turista italiano Fabio Di Celmo".