23 de enero de 2012

El embajador de Cuba ante la Santa Sede confía en que los cubanos participarán "masivamente" en las misas del Papa

ROMA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Cuba ante la Santa Sede, Eduardo Delgado, se ha mostrado confiado en que los cubanos acudirán "masivamente" a las misas que el Papa Benedicto XVI celebrará durante su visita a Cuba del 26 al 28 de marzo de 2012 y ha asegurado que le recibirán "con gran respeto y amor".

"Creo que puedo resumir los sentimientos del pueblo cubano, del Gobierno y el mío personal si digo que es un gran honor haber recibido la visita de Juan Pablo II y ahora, la de Benedicto XVI", ha señalado en declaraciones a la Radio Vaticana recogidas por Europa Press, al tiempo que ha afirmado que harán "todo lo posible para que deje un recuerdo inolvidable", al igual que lo dejó el beato.

Además, ha destacado que esta visita coincide con el final de la peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad del Cobre, cuya imagen ha cruzado desde agosto de 2010 la isla y que ha llegado a iglesias, escuelas, centros culturales y hasta a las prisiones. "Esta peregrinación ha creado una atmósfera especial que se traduce en un aumento de las expectativas con respecto a la presencia del Papa", ha apuntado.

Delgado ha subrayado que las relaciones entre Cuba y la Santa Sede son "buenas" y que, en los últimos años, "no ha habido ningún cambio en las relaciones bilaterales" sino que, al contrario, "en muchos aspectos, se han hecho más profundas". En este sentido, el embajador ha deseado que la visita sea "tan positiva como la de su predecesor".

De hecho, ha indicado que aún permanecen "ecos" de la visita de Juan Pablo II como el restablecimiento de la Navidad como una fiesta nacional y la apertura de un diálogo permanente con la Iglesia Católica de Cuba que, a su juicio, "sirvió para avanzar en las buenas relaciones que existen".

Precisamente, ha destacado que la Santa Sede siempre ha expresado su oposición al bloqueo que afecta a Cuba desde hace muchos años y que, según ha recordado, "es la limitación más pesada que tiene este pueblo para construir su futuro". Asimismo, ha agradecido la solidaridad expresada por la Santa Sede ante los desastres naturales.

En cuanto al indulto de presos ante el próximo viaje del Papa, Delgado ha recordado que los indultos son una práctica habitual en Cuba y que se producen de media una vez al año. Además, ha remarcado que, en este caso, es "un gesto de buena voluntad y humanitario" y "no un gesto político".

Por otro lado, aunque ha admitido que Cuba es un Estado laico, ha insistido en que la doctrina cristiana es "una parte importante de la cultura del pueblo cubano y de su forma de pensar". "Creo que el pueblo cubano espera, lo primero, ver al Papa, que ya es muy importante; estar cerca de él, oírle, recibir su mensaje", ha concluido.