22 de febrero de 2008

Cuba.-Opositores cubanos esperan pocos cambios reales a partir del domingo, cuando Fidel Castro deje la Presidencia

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de opositores cubanos, que hoy se reunieron con motivo de la presentación del libro 'Voces de Cambio' que recoge obras de 21 autores presos en la isla, consideró que --tras la renuncia a aceptar la Presidencia del Consejo del Poder Popular anunciada a principios de esta semana por el jefe de Estado, Fidel Castro--, pocos serán los cambios reales en Cuba a partir de este domingo, cuando se elegirá al nuevo presidente de la isla caribeña.

El ex preso político Héctor Palacios, a quien se le concedió la excarcelación y el traslado a España por motivos de salud, estimó que, "mientras viva", Fidel Castro seguirá siendo un "obstáculo" a los cambios. Sin embargo, opinó que en Cuba el poder "se ha fracturado y ahora ya no gobierna uno solo, sino un equipo", por lo que pronto "se producirán fracturas". Sobre la renuncia a aceptar la Presidencia del Consejo del Poder Popular y el cargo de comandante en Jefe, Palacios señaló que con ello, "Fidel está renunciando a su propia obra".

En ausencia del Comandante en la isla caribeña, donde Palacios insistió en que "los cambios están caminado a buen paso", "el pueblo de Cuba lo va a liberar el pueblo cubano y no ninguna potencia extranjera".

'VOCES DE CAMBIO'.

Dedicado a los presos de conciencia de la Primavera Negra de 2003, 'Voces de Cambio', recoge obras de 21 autores cubanos opositores al Gobierno del jefe del Estado, Fidel Castro. El libro, que hoy se presentó en Madrid, es la recopilación de las obras, muchas de ellas escritas desde las cárceles de la isla, que resultaron ganadoras en el concurso literario 'El Heraldo' convocado por 'Bibliotecas Independientes de Cuba', que dirige la opositora Gisela Delgado.

Según la directora del proyecto Bibliotecas Independientes de Cuba, Gisela Delgado, el libro supuso un esfuerzo tanto para los autores como para los editores, que en ocasiones, tuvieron que exponerse al riesgo de ser detenidos y encarcelados.

Relató que en ocasiones los autores escribieron en pequeños pedazos de papel que debían salvar los controles carcelarios para salir al exterior, y una vez reunidas todas las obras aspirantes a todas las categorías del concurso, lograron salir de Cuba para finalmente ser editadas en 'Voces de Cambio' en 2006.

El periodista y opositor cubano, Raúl Rivero, destacó que a través del concurso 'El Heraldo', recuperaron el género de la epístola, que está en desuso, pero "de esa manera algunos pudieron participar desde las cárceles".

Rivero aseguró que "soñar la libertad" es una de las pocas cosas que la Policía no puede evitar, porque "les falta imaginación", ya que "el comunismo es siempre previsible".

"Gisela Delgado ha trabajado porque los que no tenían voz allí, tuvieran forma de expresarse", añadió Rivero, uno de los periodistas que forma parte del Grupo de los 75 encarcelados en la 'Primavera Negra' de marzo de 2003.

A la presentación del libro también se sumaron Carlos Alberto Montaner, así como los cuatro presos políticos que fueron excarcelados la semana pasada y que el domingo llegaron a España y el consejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty.

Por su parte, Carlos Alberto Montaner explicó que "desde tiempos inmemoriales" el poder siempre ha tratado de limitar la libertad humana en la sociedad. "Si no tenemos la posibilidad de criticar la realidad no tenemos la posibilidad de cambiarla", declaró Montaner, que añadió que en el totalitarismo de los que piensan que tienen la verdad absoluta "la razón carece de sentido" y sólo lleva a la "involución y al retroceso".

Montaner criticó al "régimen cubano" porque según él se produce una disonancia entre lo que la gente dice y lo que piensa y siente en realidad. Es un sistema en el que, dijo, la población "tiene que mentir y ponerse una careta para poder sobrevivir" y en el que los padres son inductores de la disonancia" que crea malestar en el hombre.

Omar Pernet, uno de los cuatro presos que el domingo llegó a España, dijo que en Cuba "el único cambio que podía haber sería Raúl Rivero, porque lo demás será un cambio de nombre", de Fidel Castro Ruz a Raúl Castro Ruz.

Pernet consideró que mientras Fidel Castro tenga fuerzas para continuar escribiendo "no le va a permitir a Raúl (Castro) un cambio". El ex preso político celebró que "ahora" se encuentra en un "país libre y con un poco de respeto a los Derechos Humanos, pero" recordó que él "no quería salir ni para acá ni para ningún otro país", porque su deseo es vivir en Cuba.