25 de noviembre de 2011

Bachelet dice que la manera de prevenir la violencia contra la mujer es generar "conductas distintas" desde niños

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La directora ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, ha afirmado este viernes que la única manera de lograr realmente prevenir la violencia contra las mujeres es generar "conductas distintas" trabajando con niños, ya que considera que comenzar a educar en género en la adolescencia "es muy tarde".

En declaraciones a Radio Nacional recogidas por Europa Press, Bachelet, ha explicado que los niños que han sido víctimas o testigos de la violencia "tienden a reproducir este fenómeno" y que muchos de estos niños, aunque reciban apoyo, finalmente quedan con un "daño importante" que afecta su rendimiento escolar y su capacidad de integrarse en el mundo.

En ese sentido, ha destacado que España ha sido "un ejemplo de la lucha contra la violencia de género" porque la ha transformado en una cuestión política y ha sido coherente, "desarrollando una ley integral" que abarca la concienciación social, la educación, la protección y la sanción a los agresores. No obstante, ha matizado que "no es suficiente" y ha apostado por "identificar los componentes que permitan que la violencia no se logre erradicar", ya que "es la violación de derechos humanos más extendida del mundo".

LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN EL MUNDO

Bachelet ha señalado que "el 76 por ciento de la población femenina mundial sufre algún tipo de violencia" y que aunque su erradicación no es sencilla porque "es un problema de muchos años" afortunadamente ya se sabe qué hay que hacer para acabar con ella.

Así, ha explicado que en el mundo hay más de 125 países cuentan con una ley en la cual la violencia es un delito pero "todavía hay 603 millones de mujeres que viven en países donde no es considerado un delito" y se ha mostrado preocupada porque "incluso en aquellos países donde es delito, la implementación de esas leyes aun es lenta".

En ese sentido, ha detallado que desde ONU Mujeres han instado a los líderes mundiales a dar "16 pasos que permitan prevenir la violencia" y que se centran básicamente en la prevención, la protección a las mujeres y a las niñas y el servicio a las sobrevivientes de ese tipo de violencia. También ha recordado que desde el organismo han pedido a los países la elaboración de "un plan nacional" que permita erradicar la violencia contra la mujeres y las niñas y que posea suficiente financiación.

LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER COMO PARTE DE LA 'CULTURA'

Bachelet ha pedido aunar esfuerzos para acabar acabar con la violencia de género en aquellos países donde "culturalmente no está mal visto", como en los casos de países africanos en los que se practica la mutilación genital como parte de la cultura.

Para ello ha apostado por trabajar con un análisis e intervención muy detallada y hablando los líderes religiosos, líderes comunitarios, mujeres, pero sobre todo, con los hombres porque deben "ser una voz fuerte", que deben mostrar que ellos prefieren casarse con mujeres que no están mutiladas.

En ese sentido, ha citado el fondo 17 millones de dólares de subsidio que otorga la ONU para 22 tipos de iniciativas en 34 países y que incluye países como Irak o Sudán del Sur, donde se trabaja nivel comunitario para hacer acciones que tengan un efecto real y que apoyen a las mujeres en zonas como Malawi, Bangladesh, India o Kenia.

Por último, ha destacado el papel creciente de las mujeres en países donde tradicionalmente estaba relegada a un segundo plano y ha destacado hechos como su participación en la primavera árabe o la concesión del premio Nobel de la Paz de este año.