27 de noviembre de 2015

Declaran culpable a Derek Medina, el 'asesino de Facebook'

MIAMI, 27 Nov. (Notimérica) -

Un jurado popular ha declarado culpable de asesinato en segundo grado a Derek Medina, antiguo vigilante de seguridad de 33 años que mató a su mujer Jennifer Alfonso, de 27 años, a tiros en agosto de 2013 en su casa familiar de Miami (EEUU) y acto seguido colgó la imagen del cadáver ensangrentado en su perfil de la red social.

"Voy a ir a la cárcel o me condenarán a muerte por matar a mi mujer. Os quiero chicos. Os echaré de menos. Cuidaos." Así informaba Medina a sus seguidores en la red social de lo sucedido y añadía, a modo de justificación, lo siguiente: "Gente de Facebook me veréis en las noticias. Mi mujer me estaba machacando y yo no iba a aguantar más ese abuso, así que hice lo que hice. Espero que me entendáis."

EN DEFENSA PROPIA.

El abogado de Medina alegó que éste actuó en defensa propia tras una fuerte discusión, mientras que la Fiscalía por su parte sostuvo que el asesinato no fue de tal forma sino que durante la pelea, la esposa del procesado le amenazó con abandonarle y la reacción de éste fue premeditada ya que tuvo tiempo de reflexionar mientras cogía su pistola y volvía a la cocina para propinarle ocho disparos.

En un vídeo grabado por la Policía y presentado en el juicio, el acusado afirma que mató a su esposa porque ella le amenazó con un cuchillo y además sostiene que lo hizo porque llevaba soportando años de abusos.

A todo esto se suma como atenuante de la pena el hecho de que Medina colgara en Facebook la imagen del cadáver y haber hecho llamadas a algunos de sus familiares contando lo sucedido, algo que negó posteriormente según recoge el medio Univisión.

DEJÓ SOLA A SU HIJA.

La pena a la que se enfrenta el 'asesino de Facebook' es de 25 años de cárcel que se puede extender a cadena perpetua. Además también ha sido culpable de conducta negligente al dejar sola en casa a su hija de diez años tras el asesinato.

En una declaración pública, la fiscal del caso, Katherine Fernández Rundle, expresó su apoyo a los familiares de la víctima y señaló que "ninguna familia debería tener que ver jamás a su hija asesinada y a continuación exhibida por Internet a todo el mundo como un macabro trofeo de un marido enfurecido, como lo fue Jennifer Alfonso".

Según se muestra en el vídeo del juicio, Medina permaneció impasible a lo largo de todo el proceso y cuando se dictó sentencia ni se inmutó.