24 de mayo de 2016

Defensor del pueblo y FLIP condenan la retención de periodistas

Defensor del pueblo y FLIP condenan la retención de periodistas
CARLOS VILLALON/GETTY

BOGOTÁ, 24 May. (Colprensa/Notimérica) -

El defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao, y la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) han condenado la retención de un equipo de periodistas del Canal colombiano RCN, el cual acudió a El Tarra para cubrir la desaparición y posible secuestro de la periodista Salud Hernández.

Se trata de Diego D'Pablos y Carlos Melo, con quienes la cadena no tiene contacto desde el pasado lunes. Sin embargo, de quienes sí se tiene constancia es del periodista de 'Noticias Caracol', Diego Veloza y del cámara William Mora, los cuales fueron retenidos pero recientemente liberados.

"Condenamos enérgicamente los hechos que supongan restricción de la libertad de información como derecho fundamental y en particular los derechos humanos sobre los periodistas de los cuales no tenemos noticia hasta el momento", declaraba el defensor del Pueblo.

Cijao afirmó que se tiene información sobre personas que se identificaron como el Ejércido de Liberación Nacional (ELN) y que presuntamente les habrían retenido los equipos de trabajo a los periodistas. El defensor del Pueblo también afirmaba que "Abogamos con insistencia por la vida de estas personas y que no sean retenidos y pedimos a las autoridades claridad sobre qué está sucediendo pues llevamos tres días de incertidumbre en relación con ellos y Salud Hernández".

La Fundación para la Libertad de Prensa manifestó su preocupación por las agresiones que continúan presentándose contra la prensa en la zona de Catatumbo y señaló que a la llegada de los periodistas desde Tibú a la vereda de Fligringo en El Tarra, el grupo de periodistas fue abordado por personas aún sin identificar.

Gracias a la inspección de Policía de El Tarra, a media noche se confirmaba al FLIP que los periodistas de RCN y un tercero, continuaban bajo custodia de sus secuestradores no identificados y de su paradero, todavía incierto.

La FLIP reiteró a las autoridades la importancia de maximizar los esfuerzos en el esclarecimiento de los hechos que atentan contra la libertad de prensa en el Catacumbo, asegurando en los distintos dispositivos que han sido activados, la vida e integridad de los periodistas que están en la zona.

"La FLIP insiste en la exigencia de libertad inmediata y retorno de los periodistas al ejercicio de su oficio sin condiciones, velando por la vida e integridad de los reporteros. En este sentido, solicitamos acatar las normas del Derecho Internacional Humanitario, dentro de las cuales se advierte que los periodistas son civiles que no participan de las hostilidades y que cualquier agresión contra ellos es una violación grave", añadía la Federación.

Debido a las condiciones en las que se encuentra el orden público de la zona, la FLIP también hizo un llamamiento a los medios de comunicación para evaluar delicadamente la situación y abstenerse de enviar periodistas a la zona si no se cuenta con un protocolo de protección para garantizar la seguridad de los corresponsales.