21 de marzo de 2019

Denuncian y presentan pruebas ante la OEA de las torturas a civiles y militares en las cárceles de Venezuela

Denuncian y presentan pruebas ante la OEA de las torturas a civiles y militares en las cárceles de Venezuela
REUTERS - ARCHIVO

   CARACAS, 21 Mar. (Notimérica) -

   El Instituto Casla presentó este miércoles ante la Organización de Estados Americanos, un informe en el que acusa a varios miembros del Gobierno venezolano del presidente, Nicolás Maduro, y agentes de la Fuerza Armada de Venezuela de presuntos crímenes de lesa humanidad y torturas.

   Casla es un organismo con sede en la República Checa y con más de diez años de experiencia en la investigación y promoción de estudios de políticas públicas y derechos humanos en Latinoamérica.

   Este documento fue presentado por la directora de Casla Tamara Suju, quien además es la delegada diplomática ante la República Checa de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

   Según el documento de Casla, decenas de civiles y militares en Venezuela se encuentran detenidos por cuerpos de inteligencia militar en varios calabozos secretos donde reciben tratos inhumanos.

   En una parte importante de su informe, Casla presentó también el testimonio en vivo del teniente de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) Ronald Dugarte, quien denunció que los militares que se encuentran en las cárceles por conspirar contra el Gobierno de Maduro sufren "atrocidades inhumanas".

   Asimismo, Dugarte presentó varios vídeos que, según él, logró grabar de forma encubierta durante su gestión en la DGCIM, específicamente en la dirección de contrainteligencia militar Boleita Norte, en el este de Caracas. Dugarte aseguró que trabajó en la DGCIM desde agosto de 2018 hasta el pasado mes de febrero.

   El teniente contó que durante los seis meses que trabajó en los "calabozos" pudo ser testigo de cómo los detenidos dormían en el piso, no contaban con baños y no se les proveía de servicio médico de forma inmediata. Muchas de estas condiciones quedaron grabadas en los vídeos que él hizo públicos ante la OEA este miércoles.

   El exmiembro de la DGCIM indicó además que, si bien no pudo presenciar físicamente los momentos de tortura, durante sus turnos de trabajo en estos "calabozos", sí pudo escuchar "los gritos de dolor" que surgían de ciertos cuartos.

   "Este hombre que vemos es (el coronel Jhonny) Mejías Laya: él duró de esa forma 30 días, atado con las manos hacia atrás y vendado totalmente", explicó durante el visionado de un vídeo, según informó el diario local 'El Nacional'.

   Por su parte, el Gobierno venezolano siempre ha negado esas acusaciones. En Venezuela hay actualmente 866 presos políticos, de los cuales 91 son militares, de acuerdo con el último informe semanal de la ONG Foro Penal Venezolano (FPV), publicado este lunes.

Para leer más