23 de septiembre de 2015

"El desarrollo sostenible requiere políticas públicas de apoyo a las familias"

MADRID, 23 Sep. (Notimérica) -

El Secretario de Estado de Cooperación Internacional, Jesús Gracia, y los embajadores de varios países latinoamericanos, discutieron sobre la situación de la familia durante el encuentro institucional celebrado hoy en las oficinas de la consultora Kreab. El objetivo del evento fue generar un debate entre los máximos representantes de todos los agentes implicados en la promoción de la unidad familiar, a modo de antesala de la IX Conferencia Iberoamericana sobre la Familia que se celebrará del 14 al 17 de octubre en Madrid.

Al evento asistieron varios diplomáticos latinoamericanos como la embajadora de México, Roberta Lajous; la embajadora de Panamá, María Mercedes de la Guardia; la embajadora de Nicaragua, Verónica Rojas; la embajadora de Costa Rica, Doris Osterlof y el embajador de El Salvador, Jorge Alberto Palencia, entre otros representantes de países como Ecuador y Paraguay.

Durante la ceremonia, Jesús Gracia explicó que "los temas tratados en la conferencia de la familia serán fundamentales también para sentar las bases para sucesivas conferencias iberoamericanas". Gracia destacó el esfuerzo de los países de la región por luchar contra la desigualdad, por promover el acceso a condiciones laborales dignas, por incrementar la calidad de vida y por disminuir el trabajo infantil.

El Managing Partner de Kreab Iberia, Eugenio Martínez Bravo, destacó el rol de la familia y la necesidad de fomentar políticas de cohesión y desarrollo adaptadas a las necesidades y en el marco de la cooperación iberoamericana.

Por su parte, Juan Reig, Presidente de la Red Iberoamericana de Trabajo con las familias, matizó que "la familia es el gran espacio de humanización de las personas y la sociedad. Es una figura que cuenta con un alto índice de valoración, pero los modelos y contextos familiares tradicionales no garantizan ni el bienestar ni la estabilidad de la misma. Hay que buscar fórmulas para hacer frente a los índices de vulnerabilidad interna, a la falta de compromiso y a los problemas de integración".

Por su parte, la embajadora de México en España, Roberta Lajous, señaló que "la Conferencia Iberoamericana de la Familia es una oportunidad única para intercambiar mejores prácticas en los distintos países y su repercusión, además de tratar de hacer una mejor medición de las políticas sociales y familiares".