24 de julio de 2015

Diputado brasileño defiende el aborto para bebés "con tendencias criminales"

BRASILIA, 24 Jul. (Notimérica) -

Un artículo publicado hace un mes por el diario británico 'The Guardian' sobre la reducción de la edad legal en Brasil, y en el que el congresista Laerte Bessa decía que una mujer no podrá dar a luz a un bebé con "tendencias criminales", ha reaparecido en 'Revista Fórum' y vuelve a ser polémica.

Laerte Bessa, que redacta el proyecto de ley sobre la reducción de la edad legal, indicó en la entonces entrevista con el diario británico que su objetivo era seguir reduciendo la edad legal. "Dentro de unos 20 años vamos a reducirla a 14, de aquí y en más de 20 años a 12, y así hasta llegar la tripa de la mujer".

El diputado expresó que en el futuro los científicos inventarán "una manera de averiguar si el niño no nacido será criminal" y con ello "poder evitar su nacimiento". "Lograremos resolver este problema", señaló. El periodista británico Bruce Douglas le preguntó sobre la sinceridad en su postura, "En serio?", a lo que Bessa respondió que "la evolución del mundo será así."

Después del gran impacto revivido con estas declaraciones, Bessa ha emitido un comunicado en el que afirma no haber tratado el tema del aborto en la entrevista y se justifica con "una errónea interpretación del inglés".

Dada la controversia, el periodista Bruce Douglas ha decidido publicar el audio de la entrevista en el que se confirman las declaraciones con la correcta traducción al inglés.

El jueves el diputado dio marcha atrás en su línea de actuación y reconoció "que sí lo había expresado", y lamentó que "la frase fuera sacada de lugar y utilizada para obstaculizar un tema tan importante para el futuro de Brasil."

VOTO MAYORITARIO EN PENAL

La propuesta de reducción de la responsabilidad penal de 18 a 16 años fue aprobada en su último día en la Cámara, justo tras haber sido rechazada un día antes, lo que significa el triunfo de la estratagema del presidente de la Cámara, Eduardo Cunha.

Si se aprobase esta medida también en el Senado, podría dificultar aún más la compleja situación del sistema penal brasileño que cuenta con una capacidad de unos 220.000 reclusos. De acuerdo con los datos del Ministerio de Justicia de Brasil, otras 40.000 personas entrarían en el sistema con la nueva medida.

Actualmente, Brasil alberga la cuarta mayor población carcelaria del mundo, después de los Estados Unidos, China y Rusia, países que han registrado una tendencia a la baja en estos últimos 10 años, al ritmo que Brasil ha duplicado el número de sus presos.

Para leer más