31 de agosto de 2009

El Discovery llega a laboratorio espacial para visita de 9 días

Por Irene Klotz

CABO CAÑAVERAL, EEUU (Reuters/EP) - El transbordador espacial Discovery arribó el domingo a la Estación Espacial Internacional (EEI) con alimentos, equipos, y nuevos aparatos de laboratorio.

Luego de casi dos días de viaje tras su lanzamiento el viernes por la noche, el Discovery llegó a su destino a las 20.54 hora EDT (0054 hora GMT del lunes), mientras flotaba a 362 kilómetros sobre el océano Atlántico.

"La llegada y el acoplamiento se desarrollaron de manera muy armoniosa", dijo el comentarista de la misión de la NASA Rob Navias.

Durante su visita de nueve días, los astronautas del Discovery planean descargar en la EEI más de 7 toneladas de equipo almacenado en la nave y efectuar tres caminatas espaciales para ayudar a preparar a la estación para operaciones científicas de tiempo completo.

La NASA espera completar la estación, un proyecto de 100.000 millones de dólares al que han contribuido 16 países, para fines del 2010 luego de otros seis viajes de transbordadores.

La construcción de la EEI comenzó en diciembre de 1998.

La primera caminata espacial, programada para el martes, será para reemplazar un tanque de amoníaco refrigerante y recuperar dos experimentos científicos europeos que volverán a la Tierra para ser analizados.

Nicole Stott, una astronauta novata que pasará a integrar la tripulación de la EEI, realizará la salida junto con el astronauta Danny Olivas.

Stott es la última tripulante de la estación que viaja a la estación a bordo del transbordador. La NASA cederá a Rusia el transporte de los tripulantes de la estación mientras estudia propuestas de firmas comerciales estadounidenses que aspiran a realizar el trabajo.

La carga del Discovery incluye nuevo equipo de laboratorio para experimentos científicos y un segundo congelador para reunir muestras hasta que puedan ser transportadas de regreso a la Tierra.

Los científicos esperan obtener una mejor comprensión de los mecanismos detrás de la pérdida de masa ósea en el espacio, similar a la osteoporósis, y para ello enviaron a seis ratones a bordo del Discovery que regresarán tras una estadía de tres meses en la estación.

A tres de ellos se les agregó un gen extra ligado a la formación de masa ósea, mientras que los demás no fueron alterados.

Antes de acoplarse con la estación, el comandante del Discovery, Rick Sturckow, hizo que la nave realizara un giro invertido para que los astronautas a bordo de la base pudieran fotografiar el escudo termoprotector del transbordador.

Las imágenes son parte de los procedimientos de seguridad impuestos luego del desastre del Columbia, para confirmar que el escudo de la nave no haya sido dañado por el desprendimiento de restos durante su ascenso a órbita.

El Columbia fue golpeado por un fragmento de espuma aislante del tamaño de un maletín que se desprendió de su tanque de combustible durante su despegue. La nave se desintegró, provocando la muerte de sus siete tripulante a bordo, cuando reingresaba a la atmósfera para aterrizar.

Evaluaciones preliminares indican que el Discovery arribó a su órbita sin daños aparentes, dijo LeRoy Cain, jefe de control de misión de la NASA.

"En conjunto, pareció un ascenso muy limpio", manifestó Cain a los periodistas.

El Discovery tiene previsto aterrizar el 10 de septiembre en el Centro Espacial Kennedy, en Florida.