4 de febrero de 2015

Donaciones cambian la vida a un hombre que camina 34 kilómetros al día para ir a trabajar

Donaciones cambian la vida a un hombre que camina 34 kilómetros al día para ir a trabajar
YOUTUBE

NUEVA YORK, 4 Feb. (Notimérica) -

   Cientos de personas han contribuido con decenas de miles de dólares para ayudar a un hombre de la ciudad de Detroit, en Estados Unidos, que asegura que camina unos 34 kilómetros cada día para ir a trabajar.

   Lo que empezó siendo una sencilla campaña altruista para recolectar 5.000 dólares se ha convertido en una enorme ola de donaciones. En solo dos días, miles de usuarios desconocidos y conmovidos por la historia de este empleado aportaron la suma de 243.451 dólares.

   James Robertson, de 56 años, trabaja en una fábrica en el suburbio de Rochester Hills, en el estado de Michigan. Al parecer, suele hacer parte de su recorrido en autobús, pero el resto tiene que hacerlo a pie.

   El diario 'Detroit Free Press' informó de que Robertson tiene que abordar camiones como parte del trayecto hacia su lugar de trabajo, pero como estos vehículos no cubren toda la ruta, termina caminando alrededor de 13 kilómetros antes de que su turno comience a las 2 de la tarde, y 20 kilómetros más cuando termina a las 10.

   Después de que el noticiero escribiera sobre la situación de este hombre durante el fin de semana, muchas personas propusieron diferentes iniciativas para ayudarle, como comprarle un vehículo y pagar el seguro, o llevarle gratis cada día.

NUNCA DEJÓ DE IR A TRABAJAR

Relacionadas

   Robertson inició su travesía diaria a la fábrica después de que su coche se averiara hace 10 años y el servicio de autobús fuera recortado. Sin embargo, a pesar de las dificultades, nunca ha faltado a su trabajo y, tal y como aseguran sus jefes, el historial de su asistencia ha sido perfecto durante más de 12 años.

   "Yo establecí nuestro estándar de asistencia por este hombre", afirma Todd Wilson, gerente de planta de la fábrica Schain Mold & Engineering. "Suelo decir, si este hombre puede llegar, caminando todos esos kilómetros a través de la nieve y la lluvia... les diré que tengo gente que conduce un Pontiac y está a diez minutos de distancia y dice que no puede llegar hasta aquí. ¡Patrañas!", subraya.

   Debido a su situación económica, no se puede permitir comprar y mantener un vehículo. Además, tampoco se plantea mudarse cerca del trabajo porque su novia heredó la casa en la que viven.

   Por estos motivos, varios voluntarios decidieron ayudarle. Evan Leedy, un estudiante de 19 años en la Universidad Wayne State, leyó la historia y abrió un sitio web en el portal GoFundMe con el objetivo de conseguir 5.000 dólares. Este lunes, ya había recaudado más de 90.000 dólares y un día después, la cifra superaba los 243.000.

   El banquero Blake Pollock solía ver a Robertson caminar todos los días, hasta que terminó preguntándole qué hacía. Últimamente, ha sido él quien le ha llevado al trabajo, y quien ahora se ha ofrecido para ayudarle a gestionar el dinero que ha recibido en este golpe de suerte.

   Sin embargo, al enterarse de un nuevo programa federal que le ofrece la posibilidad de que el sistema de autobuses de Detroit le recoja en su casa y le lleve hasta su trabajo, Robertson confiesa que prefiere invertir el dinero en este servicio para que así otras personas puedan beneficiarse también.

   "Prefiero que gasten ese dinero en un sistema de autobús de 24 horas, no en un pequeño autobús para mí solo. Esta ciudad necesita autobuses a todas horas, todos los días de la semana. Pueden decirle al ayuntamiento y al alcalde que yo dije esto", indicó al diario.

Te puede interesar...

Una enfermedad provoca demencia a los 40 años en los habitantes de un pueblo de Colombia

El secreto para educar a niños inteligentes