30 de agosto de 2007

Ecuador/Colombia.- El ministro de Exteriores de Colombia anuncia la vuelta de los refugiados colombianos en Ecuador

QUITO, 30 Ago. (EP/AP) -

Los casi 1.300 refugiados colombianos que se encuentran en territorio ecuatoriano regresarán a su país en un plazo de 24 horas, según aseguró ayer el ministro de Asuntos Exteriores de Colombia, Fernando Araujo.

En declaraciones a la emisora 'RCN' en Bogotá, Araujo afirmó que la comisión desplazada a Ecuador para tratar este asunto logró un acuerdo con los campesinos colombianos para que desde el jueves retornen a su tierra. "Se firmó un acuerdo" con los líderes de los campesinos, explicó.

El ministro de Exteriores destacó que lo importante de esta noticia no es solo el regreso de los refugiados, sino "que estas comunidades han aceptado el programa del Gobierno de seguir con la erradicación manual de cultivos (de coca)" y colaborar para que se desarrolle con éxito. Además, se vincularán con "programas de cultivos alternativos y con los programas de familia guardabosques (propuestos por el Gobierno)".

"Hablé con María Fernanda Espinosa (ministra ecuatoriana de Asuntos Exteriores) y está muy contenta de que se haya logrado esta solución". El problema de estos desplazados estaba afectando considerablemente la región de San Lorenzo en territorio ecuatoriano, según señaló Araujo, si bien no ha habido reacción oficial por parte de Ecuador.

Por su parte, el director de Defensa Civil, Carlos Vasco, declaró en el canal de televisión 'Gamavisión' que Ecuador se sentía "engañado", ya que pensaron que la llegada de los desplazados se debía al conflicto. Sin embargo, aseguró Vasco, "el verdadero motivo del desplazamiento es presionar al presidente Álvaro Uribe para que les permita sembrar coca".

Señaló que tales cultivos se constituyen en el sustento de sus familias y por eso decidieron que si Uribe no aceptaba esa situación "al día siguiente estarían 8.000 colombianos en Ecuador para presionar".

Desde el pasado jueves llegaron al menos 1.600 colombianos huyendo y fueron albergados en escuelas e instalaciones municipales de San Lorenzo, una humilde población en la que buena parte de sus habitantes no tienen servicios básicos y la mayor parte de sus calles son de tierra.

La ministra Espinosa, preguntada por la razón por la que cerca de 2.000 refugiados colombianos llegaron al país en un periodo de 48 horas, evitó pronunciarse y señaló que la "explicación" debe darla el Gobierno colombiano, mientras que a Ecuador "le corresponde dar respuesta humanitaria y de respeto a los derechos humanos".

Según los datos facilitados por la portavoz de ACNUR, Andrea Escalante, un total de 1.100 colombianos continúan en San Lorenzo, mientras que otros 170 se encuentran en la ciudad interandina de Ibarra.