8 de abril de 2019

Ecuador da por muerto al estudiante español desaparecido mientras se bañaba en el río Jatunyacu

Ecuador da por muerto al estudiante español desaparecido mientras se bañaba en el río Jatunyacu
ARCHIVO

MADRID, 8 Abr. (Notimérica) -

Las autoridades ecuatorianas encargadas de las labores de búsqueda del estudiante español desaparecido el pasado viernes en el río Jatunyacu, han centrado sus investigaciones en el hallazgo del cuerpo del español, de 31 años y llegado al país sudamericano tan solo una semana antes de desaparecer.

Tal y como relata el diario 'El País', las condiciones en las que desapareció y las características del terreno habrían dificultado extremandamente la supervivencia del joven, Manuel Tundidor, tras tres días en paradero desconocido.

"Estamos en contacto con las comunidades de esas zonas, que son principalmente indígenas, por si apareciera el cuerpo en alguna de las riberas", explica el jefe de la subzona del Napo que está coordinando el dispositivo de búsqueda, el coronel Fausto Buenaño, precisando que a partir del tercer día "un cuerpo humano suele salir a flote".

"Los propios amigos del joven nos indicaron que la corriente del río se llevó a Manuel Tundidor y que se hundió, después de ver su cabeza resurgir del agua en dos o tres ocasiones", ha indicado Buenaño.

Sin embargo, el dispositivo de búsqueda ha sido reforzado y este lunes se espera la llegada de otros 25 agentes de la Policía Nacional, así como miembros del Cuerpo de Bomberos y de la Cruz Roja. Asimismo, se contará con un helicóptero sobrevolando la zona y con la colaboración de los residentes de la zona, población autóctona, así como con guías de turismo en kayaks, recoge el citado diario.

El coronel Buenaño ha explicado a 'El País' que el grupo de españoles, con los que se encontraba el joven desaparecido, estaban en una zona sin cobertura telefónica, lo que hizo que estos tuvieran que salir del lugar antes de poder dar el aviso a las autoridades. Este hecho, junto con la oscuridad por la llegada de la noche, ralentizó las labores de búsqueda.

"La zona en la que se estaban bañando no es exactamente en la Laguna Azul, un punto turístico donde el agua que baja del río forma cascadas y una piscina natural. Habían salido de ese entorno y estaban en el río, saltando desde las piedras. Es un río muy correntoso y con mucho caudal", indica el coronel que coordina la búsqueda. "Estas cosas ocurren a veces por desconocimiento del peligro".

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad