4 de octubre de 2011

Ecuador/España.- Quito considera "muy grave" la situación de impago de las hipotecas de los ecuatorianos en España

Estudia alternativas para evitar los desahucios

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Rafael Correa estudia alternativas para evitar que los ecuatorianos sean blanco de las ejecuciones hipotecarias y pierdan sus viviendas en España, un problema que considera "muy grave", ha anunciado este martes el ministro ecuatoriano de Exteriores, Ricardo Patiño.

En rueda de prensa, Patiño ha revelado que abordó este delicado asunto con autoridades españolas, aprovechando su visita oficial a España, para buscar una "salida razonable" que favorezca tanto a los afectados como a las entidades bancarias que concedieron el préstamo.

"La pérdida de viviendas nos preocupa, es un asunto muy grave, por eso estamos conversando para analizar las alternativas que conduzcan a una solución", ha comentado.

En lo que va de 2011 se han producido unos 3.000 desahucios resultado de juicios hipotecarios contra ecuatorianos por impago de préstamos, según datos suministrados por el encargado de negocios de la Embajada de Ecuador en Madrid, Germán Espinoza.

Quito atribuye el impago de hipotecas al alto índice de desempleo que ha afectado a la comunidad ecuatoriana residente en España, lo cual genera uno de estos dos problemas: "una deudas pendientes muy altas" o, en el peor de los casos, "pérdida de la vivienda", ha especificado el canciller.

Patiño ha insistido en la propuesta de Correa de pedir a la banca española que "reestructure" las deudas de los ecuatorianos para que paguen una cuota más baja, a manera de alquiler, y que posteriormente, cuando puedan retomar el pago de la vivienda, se considere como parte de la amortización de la hipoteca.

Durante el período de bonanza, los inmigrantes ecuatorianos asumieron hipotecas "muy altas" que después, cuando la crisis se hizo más evidente y los intereses se dispararon, les fue difícil cumplir, ha reconocido el ministro de Exteriores.

De momento, las autoridades ecuatorianas descartan reunirse con las entidades españolas para buscar una salida negociada a este problema, ha aclarado Patiño. Sin embargo, este asunto será abordado por el canciller y representantes del Gobierno de Correa en reuniones con inmigrantes ecuatorianos que se celebrarán el próximo viernes en Barcelona, el sábado en Madrid y el viernes en Murcia.

A pesar de esta complicada realidad, Patiño ha negado que se haya producido un regreso masivo de inmigrantes a Ecuador, aunque reconoce que el éxodo ha disminuido. Según cifras de los planes de retorno puestos en marcha por ambos países, en los últimos años han regresado unos 5.000 ecuatorianos procedentes de España, ha destacado el ministro.

Este retorno --según Patiño-- no ha tenido un efecto significativo en las remesas ni en la economía doméstica de Ecuador, un país que en los últimos años ha dependido en gran medida del flujo de dinero que envían sus emigrantes residentes en otros países, especialmente España.

INICIATIVA YASUNI

Patiño comenzó hace dos días una gira por Europa que abarcará, además de España, Italia, Alemania, Suiza, Bielorrusia y Azerbaiyán. En todos esos países tienen previsto realizar varias reuniones a fin de concretar acuerdos comerciales, pero también en busca de apoyos para la iniciativa Yasuní ITT.

Ecuador ha decidido renunciar a explotar sus yacimientos petroleros en el Parque Nacional Yasuní --ubicado en plena selva amazónica-- a cambio de que la comunidad internacional contribuya con unos 3.600 millones de dólares (2.730 millones de euros), que son el equivalente a los recursos que percibiría el Estado por la explotación del crudo.

España se ha comprometido a otorgar un millón de euros a esta iniciativa que busca preservar el 20 por ciento de ese parque natural, ha recordado Patiño. "El objetivo es poder conseguir contribuciones más significativas a futuro", ha enfatizado.

Las negociaciones para sumar apoyos se harán también a nivel de los gobiernos locales, la sociedad civil y sectores empresariales que han expresado su interés en esta iniciativa medioambiental, ha anunciado el ministro de Exteriores.

Otro de los objetivos de la visita de Patiño es poder aclarar "algunas inquietudes que quedaron pendientes" en torno al tratado comercial que Ecuador firmará con la Unión Europea, mediante un "diálogo directo". También buscarán concretar otros convenios de cooperación de manera individual con algunos países europeos, al margen de este acuerdo.