22 de febrero de 2008

Ecuador.- El Gobierno solicita ayuda internacional para asistir a la población afectada por las inundaciones

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha solicitado ayuda internacional para asistir a la población afectada por las inundaciones, que las autoridades estiman en más de tres millones y medio de personas en todo el país, de los cuales 265.000 han tenido que ser evacuados y necesitan agua, alimentos y kits de aseo.

Las fuertes lluvias de los últimos están provocando inundaciones en 9 provincias del país, que han obligado a Correa a declarar el estado de emergencia en todo el territorio, declaración que ha convertido en una prioridad nacional la atención a las comunidades afectadas por las inundaciones, las más graves de la última década.

El número de evacuados alcanza ya los 265.000 y no se descarta que las cifras sigan creciendo, según confirmó el ministro Coordinador de la Seguridad Interna y Externa, Gustavo Larrea, en una reunión con las agencias de cooperación, organismos internacionales y cuerpos diplomáticos presentes en el país.

"Requerimos ayuda en medicinas y equipos médicos, alimentos no perecibles y líquidos, equipos de comunicación, plantas potabilizadoras de agua, generadores eléctricos, kits de primeros auxilios, botes, canoas, motores, colchones, mantas, carpas, sacos de dormir, mosquiteros, kits de cocina y kits de higiene" explicó.

Según los informes del Ministerio del Litoral, ente responsable de coordinar las acciones del gobierno en la costa, las provincias más afectadas son Guayas, Los Ríos, El Oro y Manabí. En esa región, cerca de 100.000 hectáreas de cultivos de arroz, banano, cacao, café, han sido destruidas.

Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España) y otros organismos humanitarios han iniciado ya la coordinación para implementar, en el corto plazo, acciones de apoyo a las comunidades afectadas. El tipo de ayuda y las zonas de intervención se decidirán durante las próximas 72 horas, de acuerdo a los informes de las autoridades y las evaluaciones de daños.