30 de marzo de 2007

Ecuador.- La hermana de la ecuatoriana asesinada en Palma obtendrá el visado para recoger el cadáver la próxima semana

PALMA DE MALLORCA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

El cónsul general de España en Quito (Ecuador), Antonio González, aseguró hoy al delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías, que la hermana de la ecuatoriana asesinada en Palma el pasado mes de enero podrá recoger su visado para entrar en España a mediados de la próxima semana, con el fin de que pueda desplazarse hasta la capital balear y repatriar el cuerpo de Olimpia Ketty Tomala cuanto antes.

La Delegación de Gobierno en Baleares informó en un comunicado que el cónsul ha garantizado que Mónica Tomala podrá repatriar, de esta manera, el cuerpo de su hermana asesinada, tras permanecer éste en el tanatorio 63 días. Esta situación fue duramente criticada ayer por la Asociación de Ecuatorianos de Baleares, quienes lamentaron que ninguna institución se haya interesado hasta ahora por este asunto.

El delegado del Gobierno se puso en contacto con González a lo largo del día de hoy con la intención de interceder en el bloqueo en que se encontraban los familiares de Tomala, al haberles sido denegado el visado español "por ser pobres", según la Asociación de Ecuatorianos.

Socías garantizó al cónsul que Mónica Tomala, quien actualmente es tutora de las huérfanas de la mujer asesinada, regresará a Ecuador en los plazos previstos en el visado. Asimismo, el delegado se reunió esta mañana con el presidente de la citada Asociación, Carlos Villalba, a quien expresó su "extrañeza" por no haber sido informado de los acontecimientos.

Villalba afirmó ayer que la ministra de Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, ya había sido informada en diversas ocasiones del problema. Exigió, asimismo, la agilización de los visados "por razones humanitarias".

El cadáver de Olimpia Ketty Tomala permanece en el tanatorio de Palma desde el pasado 27 de enero, cuando fue asesinada supuestamente por su ex pareja, convirtiéndose en la primera víctima mortal de la violencia de género en Baleares en 2007.