12 de marzo de 2008

Ecuador.- Un misionero valenciano abre una industria de casas prefabricadas para los damnificados por las inundaciones

VALENCIA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El misionero jesuita Roberto Costa, de 72 años, natural de la localidad valenciana de Gandia, va a inaugurar en Quevedo (Ecuador) una fábrica para construir casas para familias sin recursos, entre ellas las que se han quedado sin hogar por las lluvias torrenciales que sufre el país iberoamericano desde hace semanas, según informaron hoy fuentes del Arzobispado.

La inauguración de la fábrica se llevará a cabo en los próximas días, según indicó el misionero, que ha precisado que proyectaba la iniciativa desde hacía años pero "ahora cobra más urgencia si cabe ante las inundaciones que estamos padeciendo".

La fundación 'Hogar de Cristo', que dirige el propio jesuita valenciano, cuenta desde hace años con otras dos fábricas para la construcción de casas en las ciudades de Guayaquil y de Esmeraldas. En ambas naves se han construido ya 150.000 casas de 24 metros cuadrados y realizadas de caña y madera. De ellas, un total de cinco mil han quedado "destrozadas por las inundaciones y ahora vamos a empezar a reponerlas por otras nuevas".

El misionero urgió a los valencianos a ayudar con donativos a los damnificados por las inundaciones de Ecuador. Para ello instó a encauzar las ayudas a través del secretariado de Misiones de los jesuitas valencianos, sito en la calle La Cenia, 10, de Valencia y cuyo teléfono, al que se puede llamar en horario de mañanas, es el 96 391 61 05.

Desde 2002, la fundación 'Hogar de Cristo' ha creado un total de 12.000 micro empresas para que "las familias sin recursos puedan valerse por ellas mismas", explicó Costa, que añadió: "se trata de que estas personas puedan pasar de tener una casa inicial de caña y madera a otra hecha con ladrillo".

El misionero, que permanece en Ecuador desde hace 27 años, subrayó, igualmente, que el objetivo de la fundación que dirige "no se centra en la vivienda sino en el hecho de que por medio de ella se pueda conseguir la promoción integral de la familia".

La construcción de la nueva planta de Quevedo ha contado con una subvención del gobierno autonómico del País Vasco por valor de 300.000 dólares. Una parte del importe se dedicará, además, al proyecto de creación de micro empresas que desarrolla también desde hace años la fundación 'Hogar de Cristo'.

'Hogar de Cristo', fundada hace 35 años por el también jesuita español Francisco García, ya fallecido, proyecta en la actualidad la construcción de un complejo escolar, en el que se impartirán clases en Educación Infantil, Primaria y Secundaria así como formación tecnológica.