4 de febrero de 2014

Vecinos de Quito afirman que la ceniza del Tungurahua llega hasta la capital

Vecinos de Quito afirman que la ceniza del Tungurahua llega hasta la capital
REUTERS/STR NEW

QUITO, 4 Feb. (EUROPA PRESS)

   Vecinos de la ciudad de Quito han asegurado este lunes que las cenizas que emanan del volcán Tungurahua, situado en la zona andina central de Ecuador, llegan hasta la capital, después de que el sábado pasado se registrasen las primeras explosiones y se decretase la "situación de emergencia" en varias localidades.

   Tal y como ha recogido la agencia de noticias ecuatoriana Andes, habitantes del municipio Mejía, al sur de la ciudad de Quito, han informado este lunes de una caída moderada de ceniza desde las 9.00 horas (hora local) e incluso algunas personas llegaron a usar una mascarilla, aunque la cantidad es "mínima".

   La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo de Ecuador declaró el pasado sábado la alerta naranja y la "situación de emergencia" en las provincias de Chimborazo y Tungurahua por la entrada en erupción del volcán Tungurahua, cuya actividad ha aumentado en las últimas horas, según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

   En un comunicado, la Secretaría ordena "disponer a los Comités de Operaciones de Emergencia (...) de las provincias de Tungurahua y Chimborazo, que en el ámbito de su jurisdicción se mantengan en estado de alerta y operativos para realizar las acciones inmediatas que se requieran para proteger a la ciudadanía, así como afrontar cualquier situación negativa que se pudiere generar por la catástrofe que está ocurriendo".

   Quedó declarada, asimismo, la "situación de emergencia para otorgar la ayuda humanitaria y realizar todas las acciones inmediatas que se requieran en las provincias de Tungurahua y Chimborazo, según manifiestó la Secretaría de Gestión de Riesgos.

   De 5.029 metros de altura y uno de los 27 volcanes potencialmente activos del país, el Tungurahua lleva en proceso de erupción desde 1999 y ya en 2010 las autoridades declararon incluso la alerta roja, que obligó a la evacuación temporal de pobladores y turistas, sin mayores incidentes.