7 de septiembre de 2011

EEUU.- Los bomberos logran contener en parte el devastador incendio que está arrasando el sureste de Austin

AUSTIN (TEXAS, EEUU), 7 Sep. (Reuters/EP) -

Los bomberos están ganando terreno este miércoles por primera vez en su lucha contra el gran incendio forestal que está arrasando el sureste de Austin, Texas, y que ya se ha cobrado al menos dos víctimas mortales, según han informado las autoridades.

El incendio que afecta ya a 13.000 hectáreas en el condado de Bastrop y ha obligado a evacuar a unas 5.000 personas, estaba controlado en un 30 por ciento esta mañana, según la portavoz del Servicio Forestal de Texas, April Saginor.

El incendio de Bastrop, uno de los 200 que se han registrado en Texas en la última semana, se ha cobrado la vida de dos personas y ha destruido 575 viviendas, el mayor número de casas destruidas por un solo fuego en la historia de Texas.

Los bomberos que trabajan en la extinción desde el domingo se han visto ayudados por la noche por la reducción de los vientos y la bajada de las temperaturas, unas condiciones que se espera que continúen este miércoles, según las autoridades.

El Servicio Forestal de Estados Unidos ha enviado un equipo a la zona para ayudar a coordinar los esfuerzos de extinción, que incluirá a unos 400 bomberos.

Hasta ahora cuatro personas han muerto por los incendios forestales en el estado desde el fin de semana, incluida una madre y su hija que fallecieron en el noreste de Texas el domingo. En los últimos días, las llamas han destruido más de mil viviendas en todo el estado.

El incendio de Bastrop, el mayor en activo, afecta a una franja de 39 kilómetros de largo y 32 kilómetros de ancho.