20 de abril de 2006

EEUU/Cuba.- Detenido en California un anticastrista con un arsenal de 1.000 armas en su domicilio

Asegura pertenecer al grupo 'Alpha 66' y hace años se le acusó por entrenar a inmigrantes mexicanos para derrocar el régimen de Castro

LOS ANGELES, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La policía de San Bernardino, en el estado de California, detuvo el pasado lunes a un exiliado cubano que se ha declarado anticastrista con un arsenal de 1.000 armas en su domicilio de un barrio a las afueras de Los Angeles, por lo que se enfrenta a ocho cargos federales por posesión ilícita de armamento.

Se trata de Roberto Ferro, de 61 años, ex oficial de fuerzas especiales del Ejército de Estados Unidos y veterano de Vietnam, arrestado y procesado por un equipo de agentes federales y estatales que descubrieron un cargamento de pistolas, rifles automáticos, explosivos y un silenciador tras allanar su residencia en Upland.

El armamento se encontraba oculto detrás de las paredes y debajo del piso de la vivienda, según describieron las autoridades, al dar detalles de la investigación sobre un hombre que el pasado 10 de febrero disparó contra su esposa y se dio a la fuga en la localidad vecina de Glendora.

"Estábamos realmente buscando dos armas, pero nunca esperamos encontrarnos con 800", dijo Joe Rodríguez, oficial de la Policía de Glendora. Las autoridades consideran que Ferro dirigía un gigantesco mercado negro de armamentos y fue quien facilitó la pistola empleada por el vecino de Glendora para sus fechorías.

Los antecedentes de Ferro muestran que fue declarado culpable por posesión de explosivos y sentenciado a dos años de cárcel. El caso cobró notoriedad pues hace unos años enfrentó acusaciones por llevar un campamento paramilitar donde se entrenaban inmigrantes mexicanos con el propósito de derrocar el régimen de Fidel Castro.

MIEMBRO DE 'ALFA 66'

De hecho, ahora Ferro asegura que pertenece al comando 'Alfa 66', "un grupo militante empeñado en derrocar a Fidel Castro y liberar a Cuba" del régimen comunista, según una declaración jurada presentada ante un tribunal federal por la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

Asimismo, el anticastrista precisó que la organización pagó las armas y otros alijos parecidos, según el documento judicial. "Es algo chocante. No sé de qué se trata, ni lo entiendo", dijo la esposa del detenido, María Ferro. "Sé que quiere que Castro abandone Cuba, pero no sabía de las otras cosas en que estaba metido", añadió.

Sin embargo, en la comunidad cubana en Los Angeles aseguran que Ferro no es reconocido por su activismo anticastrista. "Esto parece más un asunto de trasiego de armas, sin implicaciones políticas", dijo anoche Fernando Marquet, veterano de Bahía de Cochinos y residente en Los Angeles.

Marquet insistió en que Ferro no estuvo vinculado al caso de tres activistas cubanos que fueron arrestados y encausados en 1995 por participar en una supuesta conspiración armada contra Castro. El trío --René Cruz (padre), René Cruz (hijo) y Rafael García-- integraba el grupo comandos 'Liberación Unidos', con vínculos en Miami.