14 de abril de 2014

El detenido tras los tiroteos en Kansas es un hombre 70 años

NUEVA YORK, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Policía estadounidense ha afirmado este domingo que el detenido por su presunta responsabilidad en los dos tiroteos registrados  en sendos centros judíos de los alrededores de la ciudad de Kansas es un hombre de unos 70 años de edad.

   Según la Policía, una persona ha sido puesta bajo custodia después de los disparos registrados en el Centro Comunitario Judío de Overland Park, en los suburbios de Kansas, y en una residencia asistida situada a unos bloques de distancia.

   "Estamos en una fase muy temprana de la investigación como para describir (el suceso). Sabemos que es un cruel acto de violencia. Obviamente, (al ser) en dos centros judíos, podemos asumir algunas cosas, pero tenemos que saber más", ha dicho el jefe de Policía de Overland Park, John Douglas.

   Por su parte, el rabino Herbert Mandl, ha detallado que entre los muertos hay un adolescente y una anciana, al tiempo que ha sostenido que el suceso "parece un delito de odio", según ha informado la cadena de televisión estadounidense CNN.

   "El momento en el que ha sido ejecutado (el ataque) es terrible. Por lo que sé a través de mis contactos, hay sólo una persona detrás de los incidentes, y espero que esté todo bajo control", ha remachado.

   El sospechoso ha sido detenido a unos bloques de distancia del último ataque, sin que por el momento se tengan datos sobre su identidad o los motivos que le han llevado a obrar de este modo. Algunos medios apuntan a que el agresor ha proferido gritos nazis, pero este extremo no ha sido confirmado aún por las autoridades.

   Los tiroteos han comenzado hacia las 13:00 horas, la víspera de la Pascua judía. En el momento de los disparos, en el Centro Comunitario Judío había numerosos adolescentes que participaban en una audición para KC Superstar, según ha informado la cadena local KCTV.

   El FBI se encuentra en el lugar de los hechos trabajando con las autoridades locales en la investigación de los tiroteos, ha indicado a la CNN el portavoz del FBI, Joel Sealer.