4 de marzo de 2008

EEUU.- Edward James Olmos y Robert M. Young reivindican en Casa de América el cine independiente latino

Participan hasta el viernes en un ciclo organizado en colaboración con el Festival Internacional de Cine Latino de Los Ángeles (LALIFF)

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Edward James Olmos y Robert M. Young, dos de los cineastas independientes más relevantes de Estados Unidos, reflexionarán y dialogarán con el público sobre la creación artística y la amistad y colaboración profesional que mantienen desde hace 30 años, durante un ciclo que se celebra en la Casa América. Durante cinco días se proyectarán sus obras más importantes, que han recibido prestigiosos reconocimientos y premios nacionales e internacionales.

El ciclo de cine se inauguró ayer con la proyección de 'American me', largometraje sobre el trágico mundo de la violencia en el que Olmos debutó como director en 1992. Hoy es el turno de 'Alambrista!', que retrata la dramática situación de trabajadores mexicanos indocumentados.

La relación entre Olmos, que ha trabajado en filmes como 'Blade runner' o en la serie 'Corrupción en Miami', y Young empezó a forjarse a raíz de este largometraje. Young explicó hoy en la presentación del ciclo en Madrid que decidió escribir el guión de 'Alambrista!' mientras rodaba una película sobre una familia chicana que cruzaba la frontera. "Me di cuenta del verdadero drama que vive la gente sin papeles en Estados Unidos y me vi obligado a contar su historia", explicó.

EL CINE INDEPENDIENTE.

Robert M. Young es uno de los principales directores de cine independiente de Estados Unidos. Según Young, "ser un cineasta independiente es un eufemismo de estar sin empleo." Para el director es inmoral tener a alguien que te diga lo que hacer y seguir un camino por dinero.

Este director, que nunca ha trabajado para nadie, comenzó haciendo documentales. "Quería vivir las cosas, no sólo contarlas," dijo. Consecuentemente convivió con esquimales en el Polo Norte, con los rebeldes en Angola cuando estalló la guerra y es el primer hombre que se ha sumergido en el mar con una cámara.

"Motivado por ideas románticas quería ver las cosas que Dios ha creado y ningún hombre había visto. Esto me llevó a la naturaleza y a otras culturas", explicó.

Pese a ser un apasionado de lo que hace, confesó que hacer cine independiente tiene muchas dificultades. "Tengo cinco hijos y he gastado mi pensión en hacer una película. Menos mal que tengo una esposa comprensible", comentó.

DEFENSA DE LOS DERECHOS LATINOS.

Su compañero, Edward James Olmos, actor, director y productor, es uno de los más influyentes activistas de los derechos civiles de los latinos. Se quejó de que no hay cine latino. "La discriminación y prejuicios a los latinos en Estados Unidos es increíble. Somos muchos y nos tienen miedo", dijo.

Pese al escaso protagonismo del cine latino en las pantallas estadounidenses, Olmos sigue apostando por lo que hace. "No me metí a esto para ser rico y famoso, sino para intentar entenderme a mí mismo", precisó.

Por su parte, la directora del Festival Internacional de Cine Latino Independiente de los Ángeles, Marlene Demer, que acompañó a los cineastas, aseguró que está aumentando algo el interés por el cine latino pero que aún queda mucho por hacer. "Como guerrera de mi cultura y amante del cine, defiendo que hay que seguir haciendo películas. Pero el cine necesita apoyo. Si se quiere ver cine hay que ir al cine", dijo.

El ciclo de cine independiente culminará el 7 de marzo con la proyección de 'Walkout', que retrata la historia de los estudiantes latinos de Los Ángeles, que en 1968 usaron su voz por primera vez para denunciar la discriminación que sufrían.