28 de febrero de 2011

EEUU.- El embajador de EEUU en China critica "el acoso y la detención ilegal" de periodistas extranjeros en Pekín

PEKÍN, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos en China, Jon Huntsman, ha criticado este lunes el "acoso" al que fueron sometidos un día antes en Pekín varios periodistas extranjeros, incluidos varios estadounidenses, y su "detención ilegal" por parte de las autoridades chinas.

A través de un comunicado, Huntsman ha explicado que durante la reunión que ha mantenido este lunes con esos periodistas, éstos le han explicado cómo fueron acosados o arrestados "mientras intentaban hacer su trabajo".

"Un reportero recibió una paliza y estuvo detenido durante muchas horas", mientras que otros fueron "maltratados" y también estuvieron detenidos, ha precisado. Además, a la mayoría "les confiscaron sus cámaras de fotos y de vídeo y les borraron sus fotografías y vídeos", ha añadido.

En opinión del embajador, "este tipo de acoso e intimidación es inaceptable y sumamente alarmante". "Me decepciona que las autoridades chinas encargadas de la seguridad no hayan podido garantizar la seguridad y proteger la propiedad de unos periodistas extranjeros que están haciendo su trabajo", ha manifestado.

Por ello, ha pedido al Gobierno que haga rendir cuentas a quienes han "acosado y agredido a personas inocentes" y les pida que respeten el derecho de los periodistas extranjeros a informar desde China. "También insto a China a respetar las convenciones internacionalmente reconocidas que garantizan la libertad de prensa y la libertad de expresión", ha agregado.

Los periodistas pretendían informar sobre una protesta antigubernamental que se iba a llevar a cabo en el centro de Pekín. Esta concentración y otra en la ciudad de Shanhgai habían sido convocadas por una página web china con sede en Estados Unidos que había animado a los chinos a emular las manifestaciones que se han realizado y continúan realizándose en varios países de Oriente Próximo y el norte de África para expresar su apoyo a un sistema democrático en el gigante asiático.

Antes de la hora prevista para el comienzo de las protestas, la Policía había aconsejado a los periodistas extranjeros que no se acercasen a los lugares donde se iban a llevar a cabo, y muchos disidentes y activistas chinos fueron detenidos o puestos bajo una especie de arresto domiciliario.

Esta es la tercera vez en las últimas tres semanas que el embajador estadounidense se pronuncia públicamente en contra de los esfuerzos del Gobierno chino por acabar con la disidencia.

LA UE TAMBIÉN PROTESTA

La Unión Europea también ha expresado su preocupación por el acoso al que fueron sometidos los reporteros. "Instamos a las autoridades chinas a respetar el derecho de los periodistas extranjeros a informar libremente desde China (...) y a proteger su integridad física", dice en un comunicado la misión diplomática de la UE en Pekín.

"Exhortamos a las autoridades competentes a aclarar la base legal de los impedimentos físicos contra los periodistas extranjeros y de su detención", añade.