12 de julio de 2008

EEUU.- Encuentran el cadáver de un ciudadano calcinado por las llamas de los incendios en California

LOS ÁNGELES (EEUU), 12 Jul. (Reuters/EP) -

Una persona fue hallada muerta ayer en una casa quemada en el norte del estado norteamericano de California, después de que uno de los incendios forestales que azotan la zona arrasó una comunidad de un bosque, según informó la Policía local.

El cuerpo carbonizado fue hallado mientras funcionarios ingresaban en la pequeña comunidad de Concow, tres días después de que un incendio quemó, al menos, 50 casas en la zona rural, según informaron funcionarios estadounidenses en una conferencia organizada por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias.

"Estamos entristecidos por la pérdida de uno de los miembros de nuestra comunidad, pero esperamos que, al entregar esta información, alentemos a la gente en las zonas de evacuación a escuchar las alertas", dijo el alguacil del condado Butte en un comunicado, confirmando el hallazgo del cadáver.

En Concow y en el pueblo cercano de Paradise, a unos 138 kilómetros en el norte de Sacramento, más de 10.000 personas recibieron ayer órdenes de evacuación, mientras el espeso y pesado humo entorpece los esfuerzos por controlar los incendios.

"El fuego es como un gigante dormido. No es posible estimar cuándo estará bajo control", dijo Yvette Streeter, portavoz del pueblo de Paradise. "Es un incendio alimentado por el viento y es muy peligroso para los bomberos por lo empinado que está el terreno. En muchas áreas, los bomberos no pueden ver por el espeso humo y las nubes", dijo Streeter.

El Gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, convocó a 2.000 soldados adicionales de la Guardia Nacional para apoyar los esfuerzos de los bomberos en un estado donde unos 300 incendios aún arden después de que los iniciaron tormentas de relámpagos el mes pasado.

En el condado Butte, donde se encuentran Concow y Paradise, los incendios han destruidos 50 casas y han consumido 19.000 hectáreas. Asimismo, otras 3.800 están amenazadas por las llamas.

Cerca de 20.000 bomberos luchan contra los incendios en California que hasta ahora han quemado 300.000 hectáreas. Más de 130 de ellos, provenientes de Canadá, México, Australia y Nueva Zelanda están en California o se dirigen al estado.

La mayoría de los incendios fueron iniciados por relámpagos el 21 de junio después de una temporada seca y cálida. En un momento se registraron más de 1.700 incendios en el centro y norte de California, la mayoría de ellos en cañones remotos.