9 de octubre de 2011

EEUU.- Entra en vigor una ley californiana que permitirá a los inmigrantes acceder a becas

NUEVA YORK, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de California, Jerry Brown, ha firmado la Ley de los Sueños, una iniciativa legislativa estatal que permitirá a los inmigrantes acceder a becas para estudiar en universidades públicas y formación para adultos. La entrada en vigor de esta medida coincide con la aprobación de leyes antiinmigración en otros estados, como Alabama.

"Ir a la universidad es un sueño que promete incentivos intelectuales y un pensamiento creativo. La Ley de los Sueños nos beneficia a todos dando a los estudiantes la oportunidad de mejorar sus vidas y las vidas de todos nosotros", ha explicado Brown, según recoge el diario 'Los Angeles Times'.

Unos 2.500 estudiantes sin papeles podrían beneficiarse de esta ley, según Brown, y argumenta que implica beneficios económicos para el estado. "Es un gran día para California, para la educación y para los inmigrantes estudiantes que se han esforzado y siguen dando lo mejor de sí mismos al único país que conocen como propio", ha declarado la directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles, Angélica Salas.

Sin embargo, los detractores sostienen que fomenta la inmigración ilegal y de hecho el anterior gobernador de California, el republicano Arnold Schwarzenegger, se negó a firmar el proyecto legislativo para convertirlo en ley.

"Es moralmente incorrecto. Hemos creado un derecho que va a provocar que decenas de miles de personas vengan aquí ilegalmente desde todas las partes del mundo", ha indicado el diputado californiano republicano Tim Donnelly, quien ya ha anunciado que promoverá un referéndum para revocar la ley.

El gobernador Brown, demócrata, ha vetado sin embargo una nueva ley que instauraba un sistema de cuotas sobre raza, género e ingresos que pretendía fomentar la diversidad en la universidad.

En total, Brown ha tenido que decidir sobre 50 proyectos de ley relacionadas con la educación. Entre las iniciativas que sí han sido aprobadas está una que pretende mejorar las condiciones de los estudiantes homosexuales, bisexuales o transexuales y otra que restringe la privatización de bibliotecas.