3 de octubre de 2014

Texas podrá obligar a cerrar la mayoría de las clínicas abortistas

NUEVA ORLEANS (ESTADOS UNIDOS), 3 Oct. (Reuters/EP) -  

   Un tribunal federal de apelaciones de Estados Unidos ha dictaminado este jueves que el estado de Texas puede empezar a aplicar estrictas restricciones a las clínicas donde se realizan abortos, lo que según denuncian los críticos obligará a cerrar todas las instalaciones excepto siete.

   Tras el fallo, los grupos de defensores del derecho al aborto han criticado la medida, argumentando que el requisito dejará a casi un millón de mujeres en edad reproductiva de Texas a al menos 240 kilómetros de una clínica donde puedan ser debidamente atendidas.

   Bajo las nuevas reglas de obligado cumplimiento, las clínicas de Texas tendrán que cumplir una serie de normas de construcción que los defensores del derecho al aborto consideran innecesarias, sobre todo cuando el aborto es inducido médicamente. Por ello, denuncian que la ley es una forma disimulada de ilegalizar los abortos.

   Sin embargo, los partidarios de la ley han aplaudido el anuncio y dicen la nueva norma mejorará la atención al paciente y, por lo tanto, "protegerá la salud de las mujeres".

   La ley fue firmada por el gobernador republicano Rick Perry el año pasado y está considerada como una de las más restrictivas de Estados Unidos. La norma fue llevada a los tribunales por el Centro para los Derechos Reproductivos en representación de algunas de las clínicas abortistas.

LA LEY HABÍA SIDO TACHADA DE "INCONSTITUCIONAL"

   Un juez federal dictaminó a finales de agosto que la nueva ley antiabortista del estado de Texas incurre en una inconstitucionalidad al exigir a las clínicas que practican la interrupción voluntaria del embarazo a cumplir con los requisitos que se exigen a los hospitales.

   "Impone un perjuicio indebido a los derechos de las mujeres de Texas que aspiran a un aborto de un feto aún no viable", señala la sentencia emitida entonces por el juez de distrito Lee Yeakel.

  "El tribunal ha dejado claro que el bienestar de las mujeres no está por debajo de las leyes que atacan el acceso a una atención sanitaria básica y que los derechos que protege la Constitución de Estados Unidos no pueden negarse en leyes que hace que sea imposible ejercerlos", dijo en aquel momento la presidenta del Centro para los Derechos Reproductivos, Nancy Northrup.

   MÁS NOTICIAS... 

   Las cinco propuestas sobre la despenalización del aborto en Chile

    Uruguay presenta una menor tasa de abortos que Europa Occidental tras legalizar la práctica