28 de septiembre de 2013

EEUU.-El informe sobre la muerte de los bomberos en el fuego de Arizona descarta imprudencia por parte de los fallecidos

La investigación no aclara por qué los fallecidos decidieron exponerse a las llamas desde una posición de seguridad

EEUU.-El informe sobre la muerte de los bomberos en el fuego de Arizona descarta imprudencia por parte de los fallecidos
YOUTUBE

NUEVA YORK, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El equipo que investiga las causas por las que murieron los 19 bomberos el pasado 30 de junio en el incendio en Yarnel Hill, en el estado de Arizona, descartó que hubiera "indicios de negligencia, imprudencia, así como violaciones de protocolo" por parte de los fallecidos.

Los 19 bomberos murieron el 30 de junio mientras intentaban apagar el incendio declarado dos días antes en Yarnell Hill, en el estado de Arizona.

El informe, hecho público este sábado, deja sin embargo sin esclarecer por qué los 19 bomberos abandonaron la relativa seguridad de la cima de la montaña en la que se encontraban, que había sido quemada previamente, para después descender al lugar donde más tarde quedaron atrapados por el fuego.

"Hay muchas cosas que no se puede saber acerca de las decisiones y acciones del equipo de bomberos antes de quedar atrapados", explicó el informe. Responsables antiincendios asumieron que los brigadas estaban salvos en la 'sombra' justo antes de morir, según informa el diario estadounidense 'USA Today'.

El informe también aclara que se alcanzaron temperaturas superiores a los 2.000 grados fahrenheit (unos 1.100 grados celsius) --la temperatura de la lava de un volcán-- y que los brigadas tenían menos de dos minutos para desplegarse y tratar de salvarse a sí mismos.

PROBLEMA DE RADIO

Si bien el informe no culpó a nadie directamente por la tragedia, sí encontró que las comunicaciones de radio fueron "un problema durante todo el incidente" y que "algunas radios no fueron programadas con la frecuencia apropiada" en ese momento, sino que fueron más tarde fijadas. También percibieron que la estructura de mando para luchar contra el fuego cambió varias veces en tan sólo 20 horas.