1 de agosto de 2008

EEUU/México.- Las autoridades impiden al mexicano que será ejecutado la próxima semana ver a sus familiares

MEXICO DF, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los familiares del ciudadano mexicano José Ernesto Medellín Rojas, que será ejecutado la próxima semana en una cárcel del estado de Texas, en Estados Unidos, denunciaron que las autoridades carcelarias les impiden ir a visitarle antes de su ejecución por inyección letal.

Así lo aseguró Venancio Medellín, padre del próximo mexicano que será sentenciado a muerte tras ser encontrado culpable de haber participado en el secuestro, violación y asesinato de dos menores de edad. "No me dejan verlo", aseguró Medellín desde la ciudad de Houston, donde reside hace 25 años.

El padre del condenado explicó a la prensa mexicana que el Consulado de México en Houston está haciendo gestiones para que los mandos carcelarios de Huntsville permitan un encuentro, ya que desea verlo una vez más porque, según dijo, tiene "muchas cosas de qué hablar" con su hijo antes de su muerte.

La última ocasión que se vieron fue el 3 de mayo de este año, dos días antes de que la Corte de Texax notificara a Ernesto la fecha del veredicto mortal, la primera reunión en siete largos años. Desde entonces, los padres de José Ernesto viven con la angustia de no ver más a su hijo, quien en mayo cumplió 33 años.

"No nos dan muchas esperanzas de que le puedan conceder el perdón", comenta Venancio, al explicar que han sido muchos años en que organismos mexicanos e internacionales intentan salvarle la vida, al igual que a otros 50 mexicanos sentenciados a la pena capital en Estados Unidos.