14 de julio de 2007

EEUU/México.- Un jefe policial mexicano se declara culpable de intento de soborno a un agente fronterizo

TUCSON, (ARIZONA, EE.UU.), 14 Jul. (EP/AP) -

Un jefe policial mexicano, Román Robles Cota, de la localidad de Sonoyta, en el norte del país, se declaró culpable de intentar sobornar a un agente de la patrulla fronteriza de Estados Unidos, con el fin de ayudar a contrabandistas, informó ayer la fiscalía federal de Arizona. La sentencia definitiva se pronunciará el próximo mes de octubre y el acusado se enfrenta a una pena máxima de 15 años de prisión.

Robles Cota admitió haber ofrecido dinero al agente estadounidense para ayudar a un grupo de narcotraficantes que llevaba camiones llenos de marihuana a Estados Unidos, de acuerdo a su declaración.

La investigación se inició en enero de 2005, cuando un agente de la Patrulla de Fronteras informó de que Robles Cota le ofreció dinero para ayudar a los contrabandistas, señaló la fiscalía federal. Entonces, las autoridades realizaron una operación encubierta y el agente se reunió con el sospechoso, grabando conversaciones en las que hablaron de soborno y de la operación de contrabando.

Robles Cota aseguró al agente que deseaban llevar varios vehículos por la frontera entre México y Arizona de manera regular y quería que él se asegurara de que pudieran hacerlo sin problemas.

Así, pactaron un pago de 25.000 dólares por vehículo y un adelanto de 100.000 dólares. Robles Cota se reunió con el agente en Tucson en marzo de 2005 para darle 80.000 dólares y una radio. Una semana después, Robles Cota fue detenido mientras conducía para reunirse nuevamente con el agente.

El conductor de Robles Cota, el policía Julio César Lozano López, también procedente de Sonoyta, se declaró previamente culpable de ayudar a facilitar el soborno, y ha cumplido 14 meses de prisión.