14 de septiembre de 2012

EEUU/México.- La 'Reina del Pacífico' niega los cargos de tráfico de drogas ante un tribunal de Miami

MÉXICO DF, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La narcotraficante mexicana Sandra Ávila Beltrán, conocida por el alias de 'Reina del Pacífico', se ha declarado este viernes no culpable de los dos cargos de tráfico de drogas por los que está siendo procesada en el Tribunal Federal de Miami (Estados Unidos).

Avila Beltrán ha comparecido durante menos de cinco minutos, esposada y sonriente. Su abogado, Stephen Rice, entregó la declaración de inocencia a la juez responsable del caso, Alicia Ozato, según informa la agencia Notimex.

Las autoridades mexicanas extraditaron a 'La Reina del Pacífico' a Estados Unidos en agosto, tras dos años de proceso judicial en los que la supuesta narcotraficante interpuso varios recursos para evitar su entrega.

En junio, un tribunal federal mexicano decidió revocar una decisión previa en la que se concedió el amparo al considerar que de ser extraditada sería juzgada dos veces por los mismos hechos, violando el principio penal 'non bis in idem'.

En concreto, apuntó que Ávila Beltrán sería juzgada por introducir droga en Estados Unidos, para lo cual las autoridades judiciales se basarían en las toneladas de cocaína transportadas en el buque 'Maciel' a la ciudad de Chicago en 2001, hecho por el que ya estaba siendo procesada en México.

No obstante, el tribunal federal argumentó que los cargos que pesan contra ella en Estados Unidos no incluyen el cargamento de droga de Chicago, por lo que no cabe la posibilidad de que sea juzgada dos veces por el mismo hecho.

El tribunal de Florida la acusa de asociación delictiva y de poseer con la intención de distribuir al menos cinco kilogramos de cocaína, ya que entre 1999 y 2004 Ávila Beltrán, Juan Carlos López Correa y Juan Diego Espinoza Ramírez formaron un cártel encargado de adquirir y transportar droga desde Colombia a Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas creen que 'La Reina del Pacífico' ayudó a Joaquín 'El Chapo' Guzmán a construir el cártel de Sinaloa en la década de 1990. Su alias se debe a que era la encargada de vigilar los cargamentos de droga en su ruta por el pacífico desde México a Estados Unidos.