19 de abril de 2007

EEUU/México.- El soldado estadounidense de origen mexicano acusado de desersión, liberado por buena conducta

BERLIN, 19 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Clara U. Molina) -

El soldado estadounidense de origen mexicano Agustín Aguayo, que se encontraba encarcelado en la prisión militar norteamericana de Manheim, en Alemania, por deserción, fue liberado ayer por buena conducta, según informó hoy el cuartel general estadounidense establecido en Heidelberg.

Aguayo, que entró a formar parte del Ejército estadounidense en 2003, estaba condenado a ocho meses de cárcel por deserción, unos cargos que él mismo no aceptó durante el juicio realizado por el tribunal militar de Würzburg, en el sur de Alemania. Sin embargo, el soldado admitió haber abandonado sin permiso su división militar ante un inminente traslado a Irak.

El soldado, médico de profesión, hacía tres años que intentaba ser reconocido como "objetor de conciencia" sin que sus peticiones llegaran a ser admitidas. Previamente, había estado destinado para servicios médicos durante un año a Irak.

Incluso las autoridades mexicanas intervinieron en el caso, condenando el proceso contra Aguayo el pasado 21 de febrero. Por otra parte, el nombre del militar de origen mexicano entró a formar parte de la lista de presos de conciencia de la ONG Amnistía Internacional. Numerosas fueron las organizaciones no gubernamentales que organizaron durante su reclusión campañas de protesta contra la decisión del Ejército estadounidense.