13 de abril de 2012

EEUU.- Obispos de EEUU asistieron en 2011 a más de 400 víctimas de abusos de las casi 700 nuevas que denunciaron

ROMA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos asistió en el año 2011 a 453 víctimas de abusos sexuales --las que aceptaron la ayuda-- de las 683 nuevas que el año pasado denunciaron hechos sucedidos en su mayor parte entre 1960 y 1984, según el informe anual de 2011 sobre la actuación y el desarrollo de la 'Carta para la protección de los niños y los jóvenes', redactada por los obispos estadounidenses en 2002.

El estudio también revela que algunas de las denuncias --de las que 21 provenían de menores-- han sido juzgadas atendibles por parte de las fuerzas del orden, tres se han demostrado falsas y el resto aún está siendo investigadas. En cuanto a los acusados, indica que 253 miembros del clero han fallecido ya, 58 han sido reducidos al estado laico y a 281 se les han quitado los encargos pastorales que les fueron confiados.

Además, el informe indica que "casi todas las archidiócesis, diócesis y eparquías estadounidenses han respetado las reglas establecidas por la Carta" que fue actualizada el año pasado con novedades como la introducción del delito de pornografía infantil y la equiparación del abuso de personas incapaces al abuso de menores.

Asimismo, apunta que los resultados obtenidos demuestran el "constante esfuerzo por asegurar la protección de niños y jóvenes de abusos sexuales por parte de miembros del clero", según ha informado el diario 'L'Osservatore Romano'.

En cualquier caso, los obispos afirman que los resultados alcanzados "no deben llevar a bajar la guardia" y, en este sentido, el cardenal arzobispo de Nueva York y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Timothy Michael Dolan, subraya que "aunque la mayoría de los abusos se refiere al pasado, la Iglesia debe seguir vigilando".

"La Iglesia ha de continuar haciendo todo lo posible para que los abusos no se repitan. Todos debemos trabajar para alcanzar una curación completa y la reconciliación con las víctimas", afirma, al tiempo que dice que es "una prioridad común". En esta misma línea, el cardenal Dolan aseguró, en una intervención anterior, que todo sacerdote que sea reconocido como responsable de "tales delitos intolerables" será eliminado de su ministerio de modo permanente.

El informe recuerda también que, en todo el país, más de dos millones de voluntarios han participado en cursos de formación en las parroquias y las escuelas en relación con programas de protección y que 4,8 millones de niños han recibido ya nociones sobre cómo reconocer y defenderse de los intentos de abuso.