19 de mayo de 2014

Un padre arroja a su hija de dos años a una piscina

Un padre arroja a su hija de dos años a una piscina
DAILYMAIL

   NUEVA YORK, 19 May. (Notimérica/EP) -

   Corey McCarthy, un padre de Phoenix, Arizona, ha sido acusado de dos delitos de maltrato a menores después de que unas preocupantes imágenes captadas por una cámara de seguridad le hayan grabado lanzando a su hija Mia, de 23 meses de edad, de cara a una piscina para "enseñarle una lección".

   El acusado, que actualmente se encuentra en la enfermería de la prisión tras haber sido agredido por sus compañeros, ha explicado que pretendía dar una lección a la niña sobre jugar en el agua, después de que Mia tirase a un cachorro de 5 semanas al agua y de que éste muriera ahogado posteriormente.

   La madre de la niña ha declarado para la cadena 3TV de Phoenix que está enfadada y dolida y que sólo espera que sus hijos estén bien después de lo sucedido. Ha declarado que no reconoce al hombre al que conoció. Además, ha explicado que antes de lanzar a la niña al agua, McCarthy estuvo burlándose de ella y haciéndole creer que iba a lanzarla cuando después no lo hacía.

   Según ha declarado la madre, al principio de la grabación se puede ver cómo el padre moja a la niña con una manguera "como si tratara de torturarla con ello". "La gente comete errores, pero esto va más allá de una mala decisión y de un error", ha declarado.

   Al parecer, la pareja, que ha estado teniendo recaídas en la relación, tiene dos hijos en común y ha estado enfrentada recientemente por sus custodias.

   La Policía ha explicado que los cargos por maltrato infantil se deben a que no consideran el lanzar a un bebé a una piscina como una forma razonable de imponer disciplina, algo que es necesario y controlado por el estado de Arizona.