17 de abril de 2012

EEUU.- El Pentágono sostiene que ha avanzado en la guerra cibernética pero persisten los desafíos

COLORADO (EEUU), 17 Abr. (Reuters/EP) -

El Pentágono sostiene que está logrando avances en el desarrollo de armas en su más reciente campo de batalla, el ciberespacio, pero admite que todavía deben resolver cuestiones en materia económica, tecnológica y política.

El vicecomandante del Mando Espacial de la Fuerza Áerea de Estados Unidos, el teniente general Michael Basla, comentó a responsables de la industria el lunes que se están acercando a una capacidad cibernética semejante a cualquier otro sistema de armas importante.

"Hemos hecho progresos tangibles en las capacidades defensivas y ofensivas" en el último año, aseguró Barla en una conferencia. Mencionó los equipos de ciber "cazadores" y enumeró varios programas nuevos, que forman parte de la nueva unidad del Pentágono que busca mayor transparencia en los trabajos acerca de la guerra cibernética y hacer frente a los ataques diarios contra sus sistemas informáticos.

Basla dijo que Washington mantiene una estrecha vigilancia sobre las capacidades cibernéticas que están desarrollando Rusia y China, y que el Gobierno de Estados Unidos ha dejado claro que se reserva el derecho a protegerse de los ataques en Internet de la misma manera en que lo hace de otro tipo de acciones. Añadió que esos países han penetrado claramente las redes estadounidenses.

Un importante informe de inteligencia de Estados Unidos elaborado en noviembre pasado señala que China y Rusia están utilizando espionaje cibernético para robar secretos comerciales y tecnológicos a Washington. La semana pasada, el jefe de inteligencia del Mando Cibernético norteamericano se refirió a una aceleración "global en la carrera de armas cibernéticas".

LA FINANCIACIÓN

Basla también señaló que por las amenazas crecientes, el área cibernética es una de las pocas que registrará un ligero aumento de la financiación en los próximos años, a pesar de que el gasto militar de Estados Unidos debe disminuir en 487.000 millones de dólares (unos 371.000 millones de euros) en los próximos 10 años.

No obstante, agregó que los líderes militares tendrían problemas para cumplir con todas sus prioridades en la misión cibernética si los legisladores de Estados Unidos no evitan un recorte adicional de 500.000 millones de dólares en gastos de defensa (unos 381.000 millones de euros).

Basla comentó a los periodistas que si el gasto se reduce aún más, el Ejecutivo tendrá que tomar algunas decisiones difíciles para renunciar a recursos en otras áreas, pues la misión principal de la Fuerza Aérea --la defensa de las armas nucleares del país-- estaría protegida de los recortes.

Además, sostuvo que las redes informáticas de Estados Unidos están bajo ataque constante, y que la dependencia militar de esas redes para todos los aspectos de la guerra es reconocida por los adversarios del país, que la han visto como un "punto débil".

El Departamento de Defensa anunció una nueva estrategia cibernética el año pasado y cada una de las fuerzas armadas tiene una división específica encargada de este campo.