5 de octubre de 2006

EEUU.- Los periódicos en español enfrentan a las empresas de comunicación de EEUU que buscan un sitio en el mercado

MIAMI, 5 Oct. (EP/AP) -

La polémica ética suscitada esta semana en el diario 'El Nuevo Herald' resalta el gran desafío al que se efrentan los medios de comunicación estadounidenses que buscan publicar periódicos en español en grandes mercados del país.

El crecimiento de las publicaciones diarias en español se han disparado en últimos años. Solo desde 2002 han aumentado en un 30%. En este momento hay cerca de 400 periódicos y semanarios publicados en todo el país y los ingresos por publicidad alcanzan los mil millones de dólares. El 'Nuevo Herald' es uno de los diarios pioneros y de los más exitosos, junto al 'The Miami-Herald'. Ambos pertenecen al McClatchy Co..

La polémica suscitada tras conocerse que ocho de sus reporteros y 29 de sus periodistas eventuales recibieron pagos por colaborar con Radio y TV Martí, pertenecientes al gobierno estadounidense, pone de manifiesto algunas de las diferencias filosóficas y prácticas de los diarios en español, que extrañan al público y la prensa en inglés.

Según los directivos del sector, esas diferencias se deben en parte a que la mayoría de los reporteros que escriben fluidamente en español aún siguen proviniendo de Latinoamérica, que no cuenta con la historia de libertad de prensa de Estados Unidos.

"Los diarios en español en Estados Unidos generalmente se adhieren a las normas de los periódicos en inglés", dijo Gilbert Bailón, presidente y editor de 'Al Día', publicación hermana de 'The Dallas Morning News', de Belo Corp. "Creo que algunos conflictos ocurren cuando todos importamos gente de otros países para trabajar en diarios".

Periodistas entrenados en Latinoamérica podrían no estar al tanto de las políticas de expedientes gubernamentales abiertos, lo cual los haría más propensos a usar fuentes anónimas o menos confiables.

"Eso no quiere decir que ellos tienen faltas éticas, sólo significa que no tienen el mismo entrenamiento", agregó Bailón.

La situación empresarial además es algo pero en los diarios en español que los que se publican en inglés en los grandes mercados. Esto es así porque normalmente tienen presupuestos bajos, poco personal y menos circulación que sus publicaciones hermanas en inglés. Sin embargo generalmente estos establecen las mismas normas de funcionamiento puesto que suelen estar ligados a diarios de renombre publicados en la lengua anglosajona.

"Si dos diarios coexisten en la misma ciudad, uno en inglés, uno en español, en el mismo edificio, en la misma empresa, no me queda ninguna duda de que el personal del periódico en español es el primo pobre que recibe lo que le dan", dijo el asesor de medios Mario García, en Tampa.