3 de octubre de 2014

Piden el cierre de un centro de detención para inmigrantes por supuestos abusos sexuales a sus detenidas

SAN ANTONIO (TEXAS), 3 Oct. (Reuters/EP) -

El Fondo Mexicano y Americano para la Educación y Defensa (MALDEF, por sus siglas en inglés) y otros grupos de defensa de los Derechos Humanos han pedido el cierre del centro de detención de inmigrantes ilegales de Karnes, en San Antonio, Texas, por supuestos abusos sexuales a las mujeres detenidas.

El centro de detención de inmigrantes, regido por el Grupo GEO, abrió sus puertas el pasado 1 de agosto y aloja a más de 500 mujeres y niños detenidos por cruzar la frontera estadounidense de forma ilegal en su huida de la violencia existente en Centroamérica.

Según han denunciado los grupos de defensa de los Derechos Humanos, los agentes del centro retiraban supuestamente a las mujeres de sus celdas por las noches y en las primeras horas de la mañana para tener relaciones sexuales con ellas.

Al parecer, les habrían ofrecido dinero, ayuda con sus casos de inmigración y refugio cuando fueran liberadas y en caso de serlo a cambio de los favores sexuales.

"Este es exactamente el motivo por el que el Gobierno federal no debería estar en el negocio de la detención de familias", ha dicho Marisa Bono, abogada de MALDEF.

Han pedido al Gobierno federal que cierre el centro y encuentre alternativas para la detención de los inmigrantes ilegales, cuyo único delito es el de acceder de esta forma al país. Además, han defendido que los detenidos que cumplen con las condiciones para solicitar asilo deberían ser puestos en libertad bajo fianza.

Por otro lado, los grupos denunciantes han acusado al centro de detención de ofrecer una alimentación y unos servicios de sanitarios y de salud mental inadecuados.

NIEGAN LAS ACUSACIONES

Tanto el Grupo GEO como el Cuerpo de Aduanas e Inmigración de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) han negado las acusaciones. La portavoz del ICE Angelina Pruneda ha asegurado que la agencia se rige por una política de tolerancia cero del abuso sexual. "Los individuos bajo nuestra custodia son alojados y tratados de forma segura y humana", ha añadido.

"GEO rechaza firmemente estas alegaciones. El Centro Residencial del Condado de Karnes proporciona un entorno seguro, limpio y apropiado para las familias para todas las madres y niños que están a la espera de ser procesados por la agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos", ha declarado la agencia en un comunicado.

En la página web del grupo aparece información sobre su colaboración con los gobiernos de Estados Unidos, Australia, Sudáfrica y Reino Unido, a cuyas agencias federales, locales y estatales proporciona servicios de detención y corrección.