4 de mayo de 2016

Las empresas uruguayas podrán realizar controles de drogas y alcohol a sus trabajadores

Las empresas uruguayas podrán realizar controles de drogas y alcohol a sus trabajadores
REUTERS

MONTEVIDEO, 4 May. (Notimérica) -

El Consejo de Ministros de Uruguay ha firmado este lunes un decreto que establece los procedimientos que se llevarán a cabo para controlar el consumo de alcohol y drogas en los puestos de trabajo, tanto en el ámbito público como en el privado.

Según esta normativa, que prohíbe el consumo y la tenencia de este tipo de sustancias durante la jornada laboral, las empresas podrán exigir a sus trabajadores que se sometan a pruebas no invasivas para detectar si han tomado alcohol o drogas, como la cocaína o la marihuana.

En caso de que el trabajador se niegue a realizar dicho test, será retirado de sus labores hasta que se certifique que está en condiciones de desempeñarlas. El decreto se aplica "tanto en los lugares de trabajo cómo en ocasión del mismo", según informa el diario uruguayo 'El País'.

Las empresas y los respectivos Consejos de Salarios deberán acordar y elaborar un protocolo que fije los procedimientos "sistemáticos" de detección de situaciones de consumo de estas sustancias tóxicas. Si no se alcanza un acuerdo bipartito, la Inspección General de Trabajo deberá investigar los controles toxicológicos dispuestos por la empresa.

El protocolo debe especificar cuáles serán los métodos de detección de carácter no invasivo, que deberán determinar si los trabajadores se encuentran o no bajo los efectos de estas sustancias en el lugar de trabajo o durante la jornada laboral.

Los controles deberán ser realizados por personal sanitario, perteneciente a la empresa o contratado. Con esta normativa, la compañía queda autorizada a someter a examen a aquellos empleados que presenten "evidencias de no estar en condiciones de desempeñar su labor o con indicadores de conducta que podrían corresponderse con el consumo de drogas", según indica el decreto.

Ante un resultado positivo se suspenderá la jornada laboral del trabajador. No obstante, este podrá solicitar una segunda prueba de confirmación, y en caso de registrar otro resultado positivo será enviado a un servicio de salud para un programa de rehabilitación.