15 de julio de 2015

Encuentran a una niña colombiana tras pasar 18 días en la selva

BOGOTÁ, 15 Jul. (Notimérica) -

Una menor de siete años fue hallada este lunes en la Vereda Calabazo, en el Parque Nacional Tayrona (Colombia), con claros signos de desnutrición y deshidratación, tras haber permanecido allí durante 18 días.

La niña, llamada Jessica Patricia Arias, desapareció el pasado 26 de junio, cuando se encontraba junto a sus padres recolectando cocos por el parque, según ha informado el diario 'International Business Time'.

Aunque los primeros indicios señalaban que la niña se podría haber separado de sus padres durante la excursión, fue una llamada anónima a la familia la que dio la pista sobre su ubicación exacta.

Durante los 18 días de búsqueda, numerosos colectivos trataron de encontrar a la niña sin resultado. Sin embargo, tras la llamada telefónica, la policía encontró a la pequeña en una choza abandonada totalmente desorientada.

"Hubo una llamada (anónima) a la familia y a la estación de vigilancia. La policía empezó a buscar , llegaron al sitio y encontraron a la niña en muy mal estado, abandonada en la choza", declaró la comandante de Santa Marta, Sandra Vallejos.

Las autoridades no han podido explicar cómo ha sobrevivido la joven durante tanto tiempo en la selva, tampoco si pudo ser llevada a la choza por algún captor, aunque sí señalaron que sus pies tenían heridas, lo que podría indicar que tuvo que caminar durante largas distancias.

UNA POLÉMICA INVESTIGACIÓN.

La principal explicación de la policía es que la joven Jessica fue secuestrada y más tarde devuelta a Tayrona, sin embargo, varios detalles sobre el suceso también han llamado la atención de los investigadores.

El primero, es que la motivación económica no podía ser una de las causas del secuestro, ya que la familia era de origen humilde. Por otra parte, si los captores hubieran pretendido obtener dinero, hubieran hecho llegar sus demandas a los padres.

Además, otro hecho insólito es que los padres de la menor declararon a medios locales que la niña desapareció mientras que regresaban a casa el día 26 de junio, no obstante, no denunciaron la desaparición hasta un día después. Por su parte, la policía no comenzó las investigaciones hasta el día 28.

Por el momento, la policía ha destacado que la niña podría haber sido secuestrada para ser vendida en una adopción ilegal o para objetivos de explotación infantil.