Los enfrentamientos entre el ELN y la banda criminal de 'Los Pelusos' dejan 850 desplazados en Colombia

Los enfrentamientos entre el ELN y la banda criminal de 'Los Pelusos' dejan 850 desplazados en Colombia
6 de noviembre de 2018 REUTERS - ARCHIVO

BOGOTÁ, 6 Nov. (Reuters/Notimérica) -

Los combates entre guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la banda criminal de 'Los Pelusos' por el control de una región estratégica para el narcotráfico en el noreste de Colombia provocaron el desplazamiento de 850 personas, incluidos 400 niños.

Los campesinos huyeron desde zonas rurales hasta el municipio de Hacarí, en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, en una nueva señal de que la violencia sigue pese al acuerdo de paz firmado con las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con un conflicto de más de medio siglo que ha dejado unos 260.000 muertos.

"Salieron el viernes huyendo de los recios combates entre esos dos grupos. No encontraron otra manera de salvar las vidas sino desplazarse hasta la cabecera municipal", señaló a 'Caracol Radio' el alcalde de Hacarí, Milcíades Pinzón.

"Tengo un registro de 850 personas, hay 400 niños, ancianos, mujeres embarazas, ubicadas aquí en el casco urbano del municipio de Hacarí", agregó Pinzón al recordar que los combates entre los dos grupos comenzaron el pasado mes de marzo y se intensificaron en la última semana provocando el desplazamiento.

La zona en donde combaten los grupos armados ilegales es estratégica para el cultivo de hoja de coca --la materia prima de la cocaína-- y el narcotráfico, según fuentes de seguridad.

La desmovilizada guerrilla de las FARC abandonó la lucha armada con base en un acuerdo de paz firmado en 2016 que permitió que más 12.000 de sus integrantes, incluidos 6.000 combatientes, se reincorporaran a la sociedad.

Sin embargo, los territorios que desalojaron las FARC comenzaron a ser ocupados por bandas criminales, por disidentes que no aceptaron los términos del acuerdo de paz y por el más pequeño Ejército de Liberación Nacional (ELN), lo que ha provocado combates y desplazamientos. En el primer semestre de 2018 un promedio de 98 personas se desplazaron a diario.

Actualmente en varias zonas selváticas y montañosas esos grupos ilegales armados se enfrentan para ganar el control territorial de regiones estratégicas para el narcotráfico y la minería ilegal, sus principales fuentes de financiación, pese a los esfuerzos del gobierno que ha enviado tropas para impedirlo.

Contador