7 de julio de 2009

Enorme multitud repletará ceremonia fúnebre para Michael Jackson

Por Bob Tourtellotte

LOS ANGELES (Reuters/EP) - Decenas de miles de fanáticos de Michael Jackson se concentrarán en el centro de Los Angeles el martes para la ceremonia fúnebre del Rey del Pop, cuya repentina muerte hace casi dos semanas sacudió al mundo.

La ceremonia estará colmada de estrellas, como los cantantes pop Mariah Carey, Usher y Jennifer Hudson, los veteranos del R&B Smokey Robinson, Lionel Richie y Stevie Wonder, el basquetbolista Kobe Bryant y la actriz Brooke Shields.

Unos 18.000 fanáticos y amigos se congregarán en el estadio del Centro Staples y un teatro cercano para asistir a una ceremonia de dos horas en memoria de la estrella del pop Jackson, que murió el 25 de junio de un paro cardíaco en su mansión de Los Angeles.

La policía estima que más de 250.000 personas llenarán las veredas exteriores al estadio para rendir su tributo final al cantante de "Thriller" y ex miembro de la legendaria banda de Motown Jackson 5, que murió a los 50 años.

"Esta es una ocasión memorable que probablemente sea tan grande, o más grande aún, que la muerte de Elvis (Presley)", dijo Steve Howard, un residente de Glendale, California, que ganó una entrada en el sorteo online en que se repartieron.

"El impacto que tuvo en la música estadounidense y en la música mundial cruzó todas las fronteras", dijo Howard, que prevé que la ceremonia incluirá actuaciones de amigos y colegas cantantes de Jackson, además de elegías para el fallecido Rey del Pop.

Dos personas que no estarán presentes serán la ex esposa de Jackson, Debbie Rowe, que señaló el lunes que su participación podía ser una distracción, y la vieja amiga de Jackson Elizabeth Taylor, que fue invitada a hablar pero dijo que estaba superada por el dolor.

Informes de los medios indicaron que Jackson iba a ser enterrado en una ceremonia familiar privada en Los Angeles antes del funeral, pero un portavoz de la familia se negó a hacer comentarios sobre el entierro.

Aún persisten dudas con respecto a quién pagará la seguridad policial y otros servicios requeridos para un evento tan masivo. Los costos fueron difíciles de obtener, pero el concejal de Los Angeles Dennis Zine estimó que alcanzarían los 2,5 millones de dólares.

Al igual que otras ciudades, Los Angeles atraviesa problemas monetarios debido a la recesión, por lo cual algunas personas han reclamado que el dinero público no debería usarse para un evento que es, de algún modo, privado.

De todos modos, la alcaldesa interina Jan Perry dijo que la policía y otras agencias tienen presupuestos de contingencia para eventos como este.

De las 1,6 millones de personas que se registraron para obtener dos entradas gratuitas, sólo 8.750 salieron beneficiadas, pero la policía prevé que muchos concurrirán a las afueras del estadio sin entrada.

El funeral será transmitido en vivo por las principales cadenas estadounidenses, al igual que en internet.