26 de febrero de 2020

La Escuela de Ingeniería de Bilbao desarrollará las comunicaciones de los servicios de emergencia del Gobierno de EEUU

Un equipo de investigación del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones recibirá 3,6 millones de dólares de subvención

BILBAO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Ingeniería de Comunicaciones de la Escuela de Ingeniería de Bilbao ha logrado una subvención de 3,6 millones de dólares del Gobierno estadounidense para desarrollar en dos años las herramientas que permitan la homologación de los teléfonos móviles para gestión de emergencias.

Según ha informado la Escuela de Ingeniería de Bilbao en un comunicado, desde hace tres años, Estados Unidos está trabajando en la adaptación de sus redes de comunicaciones de misión crítica a la tecnología MCPTT (Misión Critical Push-to-Talk) definida por el organismo encargado de estandarizar las tecnologías 5G.

Se trata de una labor para la que ya ha contado anteriormente con los mismos investigadores de la Escuela a los que ahora ha encargado la creación de los aparatos con los que se podrá verificar los 'smartphones' empleados por bomberos, policías o servicios médicos de todo el país.

Según ha explicado Fidel Liberal, profesor del Departamento de Ingeniería de Comunicaciones de la Escuela y coordinador del grupo de investigación NQaS (Networking Quality and Security), responsable del proyecto, "pese a las potencialidades de la telefonía móvil y los 'smartphones', los servicios de emergencia siguen empleando 'walkie talkies' porque necesitan redes propias que ofrezcan seguridad y no se colapsen".

En ese sentido, ha señalado, la inversión que supone adaptar esas redes a la tecnología 4G (o, ahora, al 5G) "ha retrasado ese proceso de mejora muchos años, hasta encontrarnos en un momento en el que los profesionales que trabajan cuando hay un accidente o catástrofe no tienen acceso a la alta velocidad ni pueden, por ejemplo, compartir una imagen o vídeo a través de sus dispositivos reglamentarios, mientras cualquiera de nosotros sí puede hacerlo desde un móvil normal".

Además, ha indicado que el Gobierno americano "también quería que las nuevas redes fueran de ámbito nacional, para evitar que cada estado contase con una propia que resulte inaccesible para los servicios de emergencia de otros estados".

Liberal ha precisado que la adaptación de las comunicaciones "de misión crítica a estas nuevas tecnologías, implica realizar previamente una gran labor de estandarización y verificar que los nuevos productos cumplen con esos estándares".

En este contexto, ha detallado, la misión de los investigadores de la Escuela de Ingeniería de Bilbao será "desarrollar durante los próximos dos años los aparatos que, conectándose a esos terminales, los sometan a pruebas de funcionamiento para verificar que su comportamiento sigue los estándares y que podrán conectarse con redes y terminales de otros fabricantes".

"En las comunicaciones de misión crítica la demanda es muy limitada y no compensa el esfuerzo de crear tanto el terminal como ese dispositivo que lo ponga a prueba. De modo que ésa será nuestra tarea: diseñar y desarrollar los dispositivos que garanticen que cada móvil en manos de un bombero o un policía hace lo que se le pide, que responde como dice el estándar que tiene que responder", ha explicado Liberal.

Concretamente, los investigadores de la Escuela trabajarán para el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, dependiente del Departamento de Comercio. Lo harán liderando un consorcio del que también forma parte Nemergent Solutions, una 'spin-off' creada en el vivero de empresas de la Universidad del País Vasco por Liberal y el también antiguo investigador José Óscar Fajardo. Entre el grupo de investigación NQaS y Nemergent Solutions suman ya una treintena de personas que trabajan desde Bilbao en estas tecnologías.

Además, integran el consorcio las dos mayores agrupaciones de las empresas implicadas en la adaptación de las redes de comunicación de misión crítica al 5G (TCCA y PSTA), un fabricante estadounidense de terminales (Sonim), la firma austriaca especializada en soluciones informáticas para servicios de emergencia GridGears, la fabricante francesa de equipos de red de transmisión Enensys y la Universidad Texas A&M.

SEGUNDO PROYECTO PARA EEUU

Este proyecto es ya el segundo que el Ejecutivo estadounidense confía al grupo de investigación dirigido por Liberal. En 2016, le otorgó 1,26 millones de dólares para desarrollar las aplicaciones que permitirán a los móviles acceder y trabajar en las redes de comunicaciones de misión crítica.

En aquel entonces, el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología contactó con ellos tras conocer su trabajo previo en un proyecto europeo para la creación de ecosistemas de comunicaciones abiertos y estándares que facilitaran a los servicios de emergencia emplear tecnologías móviles comerciales.