8 de enero de 2007

España.- Antonio Camacho, Aguirre y Gallardón, entre otros, asisten a la misa funeral por la muerte de Palate y Estacio

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, acompañados por otras personalidades, asistieron hoy a la misa funeral por la muerte de los dos ciudadanos ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, el pasado 30 de diciembre en el parking de la T-4.

La misa, celebrada en la Parroquia de San Pedro Apóstol en Barajas Pueblo, estuvo oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y reunió a numerosos vecinos, personalidades políticas, así como trabajadores de los equipos de emergencia que participaron en las labores de rescate de los cuerpos de los fallecidos.

Asimismo, acudieron al culto varios miembros de la Embajada de Ecuador en España, del Ministerio del Interior y de la Secretaría de Seguridad, así como la secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor; el secretario general del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Jorge Fernández; el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo; y la segunda teniente de alcalde y concejala de Empleo y Servicios a la Ciudadanía de la capital, Ana Botella.

Rouco Varela aseguró en su homilía que los ciudadanos ecuatorianos Diego Armando Estacio y Calos Alonso Palate "han sido víctimas de la ideología del odio que inspira el terrorismo" y recordó que ETA "utiliza perversamente al hombre", ya que lo pone "al servicio de sus crueles e implacables intereses de conquista del poder político".

Finalmente, el prelado agradeció a "todas las personas que han trabajado denodadamente hasta la extenuación -del Aeropuerto, de los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado, del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid, Voluntarios, etc.- por prevenir y neutralizar en lo posible los terribles efectos del atentado" y "encomendó a los fallecidos y a toda la sociedad española" a la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid, "para que se pueda conseguir por la vía del amor cristiano la superación definitiva del terrorismo".