16 de enero de 2006

España/Argentina.- Daniel Barenboim regresa al Palau de la Música de Barcelona para homenajear a Bach

BARCELONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El prestigioso pianista y director de orquesta Daniel Barenboim interpretará mañana en el Palau de la Música Catalana el segundo libro del 'Clave bien temperado' de Johann Sebastian Bach, una obra fundamental de la literatura para teclado.

Barenboim regresa al ciclo 'Palau 100' para culminar el concierto que ofreció la pasada temporada, en el que interpretó el primer libro de esta pieza, considerada uno de los grandes monumentos de la historia de la música no sólo por su belleza intrínseca sino por su vigor y variedad de expresión.

Daniel Barenboim (Buenos Aires, 1942), Patrón de Honor de la Fundació Orfeó Català-Palau de la Música, ensalzará la grandeza del compositor alemán del barroco beneficiándose de una gran musicalidad y de una generosa dimensión sonora, fruto de su experiencia como director.

Además de ofrecer un concierto en el Palau, el artista será nombrado el mismo martes Socio de Honor de Círculo de Lectores por la "excepcional ejecutoria musical" del maestro, así como por su labor al frente de la Fundación Barenboim-Said. El acto tendrá lugar en el Gran Teatre del Liceu.

Al día siguiente, Barenboim recibirá en Barcelona el XXVI Premio por la Paz 2005 que otorga la Asociación para las Naciones Unidas en España, con el apoyo de la Diputación de Barcelona. El jurado ha acordado adjudicar el premio --dotado con 6.000 euros-- al músico por su tarea en favor de la paz.

BIOGRAFÍA.

Nacido en Buenos Aires (Argentina) e hijo de inmigrantes judíos de origen ruso, Daniel Barenboim empezó a desarrollar su carrera musical desde muy joven.

En 1999, junto con el desaparecido escritor de origen palestino Edward Said, fundó la West-Eastern Divan Orchestra, un taller de música para reunir jóvenes de Egipto, Siria, Líbano, Jordania, Túnez e Israel, con la finalidad de crear música en un terreno neutral.

Barenboim ha recibido numerosos galardones en favor de la paz, como el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia (2002), el Premio de la Tolerancia de la Academia Protestante de Tutzing (2002) por sus esfuerzos para unir a palestinos a israelíes, la medalla Buber-Rosenzweig y el Premio Wolf de las Artes en Jerusalén (2004).