7 de mayo de 2007

España/Argentina.- El documental 'Borges: un destino sudamericano', cuenta con la interpretación inédita del escritor

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El director argentino José Luis Di Zeo presentó hoy el documental inédito 'Borges: un destino sudamericano', un trabajo rodado hace más de treinta años en colaboración con Tadeo Bortnowski y que cuenta con el propio escritor como protagonista de uno de sus cuentos, 'El Sur'. La película está pendiente de fecha de estreno en nuestro país y posteriormente viajará por toda Europa hasta llegar a Argentina.

'El Sur' es un relato biográfico surgido a raíz de la septicemia que a punto estuvo de acabar con la vida de Borges en el año 1939. Mezcla de sueños y realidad, esta alegoría de la muerte fue considerada por el propio autor como uno de sus mejores cuentos. La ceguera que le acompañó durante los últimos años de su vida le impidió ver el resultado en la gran pantalla, pero sí acertó a decir que le gustó "el sonido y el color amarillo" que apenas vislumbraba, explicó Di Zeo.

En el texto escrito por Borges, Juan Dahlmann, alter ego del escritor y descendiente de una familia de inmigrantes, se golpea la cabeza cuando estaba manejando uno de sus libros preferidos: 'Las mil y una noches' de Weil. La herida producida en la cabeza lleva al bibliotecario a una situación en la que tendrá la oportunidad de demostrar su valor antes de morir, como ya hiciera su abuelo materno Francisco Flores ante los indios de Catriel en la frontera de Buenos Aires.

EL CORAJE

Las coincidencias con la vida del Premio Cervantes de Literatura en 1979 son muchas, ya que él siempre confesó "haber heredado el miedo de las mujeres de su familia, y no el coraje", indicó Di Zeo.

"Conocí esta obra durante mi estancia en Polonia y, una vez regresé a mi país, decidí ponerme en contacto con él y proponerle ser el protagonista de su propia historia", señaló el realizador argentino, quien reconoció que todo fue más fácil porque el propio Borges "se interpretaba a sí mismo en vida". La única exigencia del actor provisional no fue la de cobrar dinero, sino una botella de vino Pernod, "algo realmente difícil de conseguir en Buenoas Aires por aquellos tiempos".

Esta obra, rodada durante dos días en la casa del autor de 'Ficciones', y posteriormente con una única toma en la zona de El Escobar (Buenos Aires), es el único largometraje que cuenta con el poeta como protagonista. Según Di Zeo, se trataba de un actor "miedoso, con muchos nervios antes de salir a escena" y que incluso tuvo algún enfrentamiento con los miembros del equipo de rodaje.

UN VASO DE COÑAC

Durante el rodaje surgieron algunas complicaciones, como la escena final, en la que Borges "no quería bajarse del coche" por tratarse de un 24 de junio, pleno invierno en Argentina y por lo tanto con unas temperaturas muy bajas. "Le ofrecí un vaso de coñac, que se lo bebió de un trago, porque yo recordaba que, a pesar de ser un hombre que no bebía, siempre antes de sus conferencias se animaba con un vaso de vino", aclaró. Gracias a eso, finalmente "jugó con el cuchillo" y se pudo completar el cuento cinematográfico.

Con un metraje que deja abierta la posibilidad de completar otra película gracias a las varias horas de conversación entre los dos artistas, Di Zeo culpó al propio escritor del retraso en la fecha del estreno, porque Borges "es cultura, y la cultura no vende". Sin embargo, como la "revalorización en todo el mundo" de la obra del narrador, también confió en la de su propio trabajo porque, "como los buenos vinos, cuanto más esperes mejor".