25 de octubre de 2006

España/Argentina.- Miguel Pereira apuesta por la supervivencia de las identidades culturales en su película 'El destino'

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director argentino Miguel Pereira reflexiona sobre las identidades culturales y el fenómeno de la globalización en la película 'El destino', que se estrenará en los cines el próximo 3 de noviembre. Protagonizada por Tristán Ulloa y Carolina Román narra la catarsis que sufre un traficante de drogas (Ulloa), que simula ser sacerdote, cuando llega a la pequeña región de Jujuy (Argentina).

Pereira busca con esta película, que ha participado en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), hacer reflexionar al "hombre urbano" sobre lugares recónditos del mundo y sobre la verdadera identidad del ser humano.

"En este filme planteo qué le ocurre a un hombre que viene de otra civilización y tiene que enfrentarse a nuevos valores", explicó este cineasta, que ganó el Oso de Plata en el Festival de Berlín en 1988 con su película 'La deuda interna'.

Pereira reconoció que su propia vida es el reflejo de un hombre que vivía en una pequeña región de Argentina y salió al exterior para tener nuevas experiencias. "Pude tomar lo mejor de los dos mundos, por eso en la película yo no defiendo ninguna posición porque lo importante es coger lo necesario de cada mundo", confesó este director, que apuesta por la supervivencia de las pequeñas identidades.

FUNDAMENTALISMOS

"Las identidades van a seguir existiendo, el problema surge cuando se convierten en fundamentalismos al querer defender su propia identidad", advirtió Pereira, que hasta la fecha ha participado como productor en 16 películas y que ha dirigido filmes como 'Elsa', 'Partes usadas' o 'Visitante de invierno'.

Tristán Ulloa, que interpreta al 'falso profeta' que llega un pequeño pueblo situado a 3500 metros de altitud en el Altiplano jujeño, reconoció que ha vivido las mismas experiencias que vive su personaje al llegar de una ciudad con un ritmo estresante como Madrid a un sitio "remoto y desconocido" en donde solo existen las comodidades mínimas.

"Yo tuve que sufrir este proceso de adaptación, incluida las cagaleras que tuve, y la cantidad de estímulos que recibes del exterior", apuntó el actor, quien tuvo que poner "freno" y bajar sus biorritmos para acompañar a la "cadencia" que muestra esta película.

"Allí ves las cosas de otra manera; el tiempo es otro y los valores ya no son los mismos", destacó este actor, quien describió este rodaje en tierras argentinas como un "oasis de trabajo y de placer" con sus compañeros.

Uno de estos compañeros de reparto en la película, es la actriz Carolina Román, que interpreta a Josefa. "Esta mujer representa a las grandes heroínas que defienden y luchan por la vida a diario", señaló esta actriz quien se mostró orgullosa de poder trasmitir este "micro mundo" al publico que vea la película.