15 de agosto de 2006

España/Argentina.- El musicólogo Leonardo Waisman recupera el único oratorio conocido de Vicente Martín y Soler

VALENCIA, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

El musicólogo Leonardo Waisman, doctor por la Universidad de Chicago y catedrático de la Universidad de Córdoba (Argentina), está trabajando en la recuperación del oratorio en dos actos 'Philistaei a Jonatha dispersi', único ejemplo conocido en este género que salió de la pluma del compositor valenciano Vicente Martín y Soler (Valencia, 1754-San Petesburgo, 1806). Se trata de la primera pieza no operística que se recupera del autor a instancias del Institut Valencià de la Música (IVM) y está previsto su estreno en Valencia la temporada que viene.

Los datos recabados por Waisman, quien, además, está escribiendo una biografía de Martín y Soler que verá la luz en 2007, han desvelado que el oratorio fue ejecutado por las niñas del Ospedaletto --uno de los conservatorios de Venecia-- el día de la Asunción de la Virgen el 15 de agosto de 1784.

Consecuentemente, tanto los seis personajes, cinco hombres y una mujer, como los importantes coros de filisteos y hebreos que abren el oratorio y cierran cada una de sus dos partes están escritos para voces femeninas, según explicaron a Europa Press los impulsores de la iniciativa.

Al igual que en varias óperas de Martín y Soler, en este oratorio se reutilizan varios trozos, la obertura y arias, en concreto, que ya había empleado en obras anteriores, y aún emplearía en el futuro, como en 'Il burbero di buon cuore', por ejemplo, manifestaron las mismas fuentes.

La recuperación de 'Philistaei a Jonatha dispersi' se suma a las labores de rescate que el IVM ha llevado a cabo en los últimos años con ocasión de la conmemoración del 200 aniversario del fallecimiento del compositor.

Con este objetivo, el Institut Valencià de la Música ha colaborado con el Instituto Complutense de Ciencias Musicales (Iccmu) en la recuperación de las óperas que el valenciano compuso con libreto de Lorenzo da Ponte, libretista también de Mozart. Dentro de este programa de cooperación, de momento se han rescatado para el público actual las óperas 'Una cosa rara', 'Il burbero di buon cuore', 'La capricciosa corretta', 'L'arbore di Diana' y 'L'isola del piacere', además de una composición de su época tardía en Rusia, 'La festa del villaggio'.

GRABACIONES EN TODO EL MUNDO

La recuperación de estas partituras ha posibilitado que se lleven a cabo interpretaciones y grabaciones de estas obras en diversos lugares del mundo, destacaron. Por su parte, el Cuarteto Canales ha recuperado versiones de cámara de dos óperas, 'Una cosa rara' y 'Andrómaca', ambas adaptaciones llevadas a cabo en tiempos de Martín y Soler.

Otra actividad relacionada con el compositor puesta en marcha por el IVM es la línea de ayudas a la discografía. Este año se han concedido subvenciones a tres discos relacionados con Martín y Soler, uno de oberturas de ópera, a cargo de la orquesta mundial de juventudes musicales; otro de Capella de Ministrers, 'Dedicate alle dame', con canciones del autor valenciano y contemporáneos suyos, y otro de la Real Compañía de Ópera de Cámara, dirigida por Juan Bautista Otero, que van a grabar la ópera 'Ifigenia in Aulide' Compositor de más de treinta óperas y de una veintena de ballets para los teatros de mayor renombre europeo --San Carlo de Nápoles, Burgtheater de Viena, Ermitage de San Petersburgo, King's Theater de Londres--, Vicente Martín y Soler estuvo al servicio de los más poderosos de la Europa del Siglo de las Luces.

Fue favorito del emperador José II de Austria, de Catalina de Rusia y de su hermano Pablo I, así como de Felipe, duque de Parma, y de Fernando I de Nápoles. Además, contó con la colaboración de los más brillantes libretistas del último cuarto del siglo XVIII, desde Lorenzo Da Ponte y Luigi Serio a los revolucionarios Moretti o Cigna-Santi. Asimismo, frecuentó a Haydn, Mozart, Salieri, Mariana Martínez, el escultor Antonio Canova, Vigée-Lebrun.