27 de febrero de 2007

España.- Aznar destaca los derechos y valores de Occidente como necesarios para que un régimen político sea "legítimo"

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno español José María Aznar dijo hoy que sólo un régimen político que respete los derechos y valores occidentales puede ser considerado legítimo y destacó que España y la Comunidad Iberoamericana tienen la fortuna de pertenecer a este grupo.

"Occidente está basado en una idea de la persona, como ser libre y responsable, titular de una dignidad inalienable y de unos derechos fundamentales previos a lo político". Así lo consideró Aznar, en la presentación de la conferencia 'Reflexiones sobre la Comunidad Iberoamericana, cambios y desafíos', que dictó el ex presidente argentino Eduardo Duhalde.

"Sólo un régimen político que respete esos derechos y libertades se puede considerar legítimo. Por eso Argentina y España pertenecemos, por nuestra común historia iberoamericana, a Occidente. Y por eso también sólo podemos considerar legítimo un sistema político que respete y garantice esas libertades y que se base en la democracia", indicó el ex presidente.

"No tenemos que olvidar que la libertad y la democracia son bienes frágiles que pueden sufrir, y de hecho sufren, tremendos retrocesos. Fue en esos momentos cuando la Argentina necesitó ayuda y cuando los españoles la prestaron sin ningún tipo de duda", recordó Aznar.

En relación con la ayuda económica que brindó España a Argentina durante su crisis de los años 2001 y 2002, cuando Aznar era presidente, el ex mandatario dijo que en aquel tiempo la ayuda española sirvió para paliar una situación económica y social "dramática".

"Argentina corría el riesgo de deslizarse por la cuesta de la anarquía, la descomposición política y social. Eduardo Duhalde tuvo la valentía de asumir responsabilidades y ser presidente, que en aquel momento y en aquellas circunstancias, no era un plato de gusto", expresó Aznar.

"En política a veces es necesario tomar decisiones difíciles y asumir responsabilidades en momentos y circunstancias desgraciadas y trágicas. Argentina, un país unido a España por lazos profundos de amistad, afecto e historia compartida, vivió un periodo infeliz y turbulento", indicó.

El ex presidente recordó la ayuda que Argentina brindó a España "cuando la necesidad era inmensa y el fantasma del hambre rondó por nuestra tierra". "Argentina y los argentinos no miraron para otro lado y dieron a España y a los españoles una ayuda fundamental", elogió.

El ex mandatario destacó que Argentina "superó ese bache" y comenzó "una recuperación dentro de las instituciones democráticas". Además, Aznar recordó que cuando Duhalde dejó el Gobierno argentino, vino inmediatamente a España a dar las gracias por la ayuda prestada. Ese fue un detalle que nunca olvidará y que "los españoles debemos tener siempre presente", dijo el ex gobernante.

"En la vida de las naciones los símbolos son muy importantes. Y con ese gesto noble y sencillo, el presidente de la República Argentina, mi amigo Eduardo Duhalde, simbolizó toda una historia común de dos naciones, los lazos humanos de todo tipo que nos unen", expresó.

Por último, Aznar bromeó sobre la decisión de Duhalde y de él mismo de dejar la política, a pesar de tener "sin duda una firme vocación política y una larga experiencia ... Hemos tomado una sabia decisión. Pensamos que con un político en la casa es suficiente. Y ahora los dos nos mantenemos alejados de la política, quizá porque la tenemos muy cerca", bromeó el ex presidente, en alusión a las esposas de ambos ex presidentes.

LA UE, MODELO PARA IBEROAMÉRICA

Por su parte, el ex presidente argentino Eduardo Duhalde defendió la hispanidad como vínculo para la integración de la Comunidad Iberoamericana y dijo que en parte, la culpa de los graves y numerosos problemas de los países de América Latina se deben, según él, a un error fundacional. "Latinoamérica nació mal vestido y sigue mal vestido", dijo Duhalde.

El ex gobernante dijo que el derecho de los países de la región se basa en el español y europeo, todas las bases, culturales, históricas y sociales están basadas en la herencia mediterránea, sin embargo, la Constitución de todos los países de América Latina recoge los intereses de los que hicieron y crearon Estados Unidos, "que responde a sus tradiciones, no a las nuestras".

"Nosotros copiamos esa constitución y a nosotros no nos servía, aunque a ellos les funcionó con éxito. Elegimos el presidencialismo, que es el más perverso de los sistemas. Esa es la causa de nuestro fracaso, que deriva en hiperprsidencialismo", explicó Duhalde.

"Tenemos enormes riquezas naturales. Sin embargo enfrentamos graves problemas", dijo el ex presidente argentino.

Uno de los más graves es la desigual distribución de la riqueza y se debe luchar contra este mal, según Duhalde, quien afirmó que Europa y el proceso de integración de la Unión Europea es el modelo a seguir para lograr en la integración de los 12 países de Sudamérica. "El gran reto es la distribución desigual de los ingresos. No que nos den plata" dijo.

El ex mandatario recordó a los dos héroes de la independencia de América, Simón Bolívar y José de San Martín, quienes según él propusieron que Sudamérica se quedase con la misma distribución territorial, "pero nos terminamos dividiendo".

"Hoy las fronteras empiezan a perder valor. Tenemos fe en que vamos a lograr el sueño de tener no una sola Sudamérica sino una Iberoamérica unida en una gran Comunidad de raíces comunes", finalizó el ex gobernante.