3 de marzo de 2008

España.-La banda de colombianos desarticulada en Madrid reclutaba a sus miembros a los que pedía en "disponibilidad"

Policía y Guardia Civil detienen a 54 personas que habrían obtenido más de 2 millones en un año robando a clientes de bancos y joyeros

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Policía y Guardia Civil han descubierto, en uno de los 29 registros domiciliarios que practicaron el sábado en Madrid contra una banda de colombianos dedicados al robo de joyas y dinero, un cartel en el que se ofrecía un trabajo y se adjuntaba un número de teléfono con el que contactar solicitando "total disponibilidad", sospechando que era una de las formas utilizadas por la red para captar a sus miembros.

En la operación han sido finalmente arrestadas 54 personas pertenecientes a una banda que podría contar con más de 120 miembros y que en un año, según los cálculos policiales, habría conseguido más de dos millones de euros. Entre los detenidos hay desde individuos de más de 60 años hasta un menor, y dos madres con bebés lactantes, de los que ya se encargan los servicios sociales de la Comunidad de Madrid.

La banda se reunía en viviendas y bares de ambiente latinoamericano ubicados en el triángulo madrileño que forman la M-30, Hermanos García Noblejas y la calle de Alcalá. Los fines de semana formaban 'células' de entre 5 y 8 miembros en reuniones en las que planificaban los 'golpes' a dar en días laborables, tanto en Madrid como en el resto de comunidades autónomas, y repartían y daban salida al botín de la semana anterior.

Una vez formados los grupos, que variaban constantemente de miembros, éstos se dedicaban a utilizar conocidos métodos para asaltar a sus víctimas. A los que salían de una sucursal bancaria, habiendo retirado dinero, les abordaban causando su distracción, ya fuera por el método del 'cogotero' (golpeándoles simulando que había sido fortuitamente), la 'siembra' (avisando falsamente de que se le habían caído billetes), la 'samaritana' (simulando una situación de emergencia que afecta a la víctima, como que acaba de pinchar una rueda) o la 'mancha' (derramando una bebida sobre la ropa de la víctima).

En los bancos, vigilaban los movimientos de los furgones blindados y se hacían con las sacas de dinero también creando confusión en la sucursal, por ejemplo, fingiendo ataques epilépticos por parte de algún miembro de la banda. También se dedicaban a asaltar violentamente a representantes de joyerías o a sustraer dentro de estos establecimientos aprovechando descuidos.

A la totalidad de detenidos, les constan en distintos países gran cantidad de antecedentes policiales y judiciales con nombres distintos, ya que con frecuencia, cambiaban su identidad tras proveerse de documentaciones falsas con identidades de Costa Rica, Guatemala, Venezuela, México y Cuba. A algunos de ellos se les han encontrado más de 12 documentos falsificados de distintos países.

DESDE SEPTIEMBRE.

El pasado mes de septiembre, comenzó la investigación. La UDYCO de Policía y la UCO de Guardia Civil, introduciendo los datos de sus pesquisas en el archivo del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO), se percataron de que podían estar investigando al mismo grupo y crearon un equipo conjunto de investigación, cuya labor desembocó en la operación desplegada el sábado en Madrid, Las Rozas (Madrid) y Elche. En total, se han practicado 37 registros domiciliarios y han participado 300 agentes.

Los miembros de la banda se desplazaban continuamente de ciudad y país y se han detectado movimientos Reino Unido, Alemania, Francia, Estados Unidos, Japón, Australia y Hong Kong, entre otros, donde los investigadores españoles piensan que viajaban para perpetrar otros robos. Esta gran movilidad del grupo ha causado que se detuviesen a 54 de los cerca de 100 individuos que podían componer la banda, el mayor número que se localizó en un mismo punto, Madrid, en un día.

Los 54 detenidos pasarán a disposición judicial mañana martes y además de los delitos citados pueden ser acusados de asociación ilícita, así como receptación de fondos y falsificación de documentos. Este último delito lo realizaban con una máquina encontrada en uno de los registros practicados en Madrid.

El comisario jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), Eloy Quirós, y el teniente coronel de la Unidad Central Operativa (UCO), Luis Guijarro, ofrecieron hoy una rueda de prensa, durante la cual se mostraron también un número considerable de joyas recuperadas, envíos de fondos al extranjero y más de 40.000 euros en metálico. Ambos responsables de Policía y Guardia Civil destacaron la "excelente" colaboración entre los Cuerpos.