19 de septiembre de 2007

España/Bolivia.- La niñera boliviana acusada de la muerte de un menor en Sevilla será juzgada por un jurado popular

SEVILLA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 2 de Sevilla ha aceptado la petición del Ministerio Fiscal de juzgar a la niñera bolivia a la que se le imputa, por una supuesta negligencia, la muerte de un menor con parálisis por el procedimiento de la Ley del Jurado.

Fuentes judiciales confirmaron a Europa Press, que el juez titular del juzgado que investiga la causa, Carlos Mahón, ha aceptado dicha solicitud, si bien la defensa de la niñera puede recurrir la decisión de que sea un jurado popular el que juzgue a la imputada y que la causa prosiga como un procedimiento ordinario.

Asimismo, el fiscal reclamaba que a la joven se le imputara un delito de homicidio con dolo eventual, en lugar de homicidio imprudente. El siguiente paso, una vez resueltos los posibles recursos, sería la calificación provisional de los hechos por parte del Ministerio público y, posteriormente, deberán hacerlo la acusación particular, ejercida por los padres, y la defensa de la niñera.

No obstante la Audiencia Provincial de Sevilla aún tiene que pronunciarse si estima como prueba un informe psicológico de la joven, en el que, además, recoge los cuidados específicos que necesitaba el menor, para los que supuestamente "no estaba capacitada" la cuidadora.

La defensa presentó el recurso ante la Audiencia después de que el juez desestimara como prueba dicha documentación con la que pretendía demostrar que "no contaba con la formación y capacitación adecuada para cuidar al menor y que éste requería una atención especializada".

La joven se encuentra actualmente en un centro psiquiátrico después de que abandonara la prisión, donde permanecía desde el pasado 31 de agosto, una vez que la Audiencia aceptó el recurso de la defensa contra el auto del Juzgado en el que se le denegaba la libertad bajo fianza.

La niñera estaba a cargo de un menor de ocho años con parálisis cerebral porque sus padres estaban de viaje. Según su relato, dejó solo al menor para irse a bailar a una discoteca, donde conoció a un joven de 19 años al que le entregó la llave del domicilio donde ella cuidaba al niño como muestra de que volvería después de ir al baño. Asimismo, el joven le dio a cambio su tarjeta de residencia.

Tras regresar a la pista de baile, la cuidadora vio que el joven estaba bailando con otra mujer, por lo que 'le dio corte' acercarse a él, perdiéndolo posteriormente de vista. Así, al no recuperar la llave y no poder entrar en el domicilio, el menor permaneció solo hasta que sus padres volvieron dos días después, encontrándolo ya fallecido.

La joven fue detenida por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía cuando acudió al piso donde cuidaba al menor, situado en el barrio de Nervión de la capital hispalense, con la intención de recoger sus objetos personales. El joven, que también fue detenido por su presunta implicación en los hechos, fue puesto en libertad condicional con cargos.