1 de enero de 2007

España.- Los bomberos esperan encontrar hoy restos de los vehículos de los ecuatorianos desaparecidos

MADRID, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director de Emergencias y Protección Civil del Ayuntamiento de Madrid, Alfonso del Alamo, informó hoy que los bomberos que trabajan en los restos del atentado en la T-4 de Barajas ya están en la zona en la que se supone estaba la furgoneta bomba y esperan encontrar indicios de los dos hombres desaparecidos en las próximas horas.

"Se sigue trabajando muy despacio, pero ya se ha llegado al núcleo de la explosión y en esa zona --como en el resto-- se está trabajando con Policía científica que, al encontrar cualquier resto de vehículo, toma las mediciones, las muestras necesarias para determinar si el mismo puede tener restos de persona o si tiene restos de explosivos", manifestó Del Alamo en declaraciones a la prensa.

"No se ha encontrado el vehículo que podría estar aparcado al lado de la furgoneta-bomba, algo comprensible porque lógicamente esos vehículos habrán sufrido un potente desplazamiento", inquirió. No obstante, "sí hay que señalar que los Bomberos esperan a lo largo del día de hoy poder encontrar restos de los vehículos donde estaban estas personas", puntualizó.

Los bomberos tienen en este momento como objetivo prioritario rescatar a las personas con independencia de que estén vivas o hayan fallecido ya. "Los bomberos son conscientes de que hay unos familiares que están esperando noticias y que sus familiares les sean entregados", indicó del Alamo.

"En turnos de 24 horas, los bomberos están procediendo al rescate lo más rápidamente posible de las dos personas desaparecidas. Toda la noche hemos estado trabajando con una dotación compuesta por 18 bomberos, con un oficial al mando", añadió.

Según los cálculos realizados por Emergencias, desde ayer se han sacado 90 camiones de escombro, lo que hablaría, "al tanto alzado, de entre 900 y 1.200 toneladas de escombros". "Están trabajando con mucha eficacia, pero siempre con prudencia por las circunstancias", apuntó Del Alamo.

En este sentido, el responsable de Emergencias apuntó que existen vehículos en la zona que aún mantienen carga de calor suficiente para que, cuando se remueven los escombros, se produzcan combustiones espontáneas, aunque en este momento no hay ningún foco ardiendo. "Esperamos que se siga al ritmo actual y creo que en unas horas se podría tener alguna novedad", agregó.